Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los Cavs tienen el Game 7 de las Finales 2016 como espejo

BASKET4US BASKET4US 30/09/2016 Pablo Lopez
Los Cavs tienen el Game 7 de las Finales 2016 como espejo © BASKET4US Los Cavs tienen el Game 7 de las Finales 2016 como espejo

LeBron James, Kyrie Irving, Kevin Love y el resto de la plantilla de Cleveland Cavaliers pasarán a la historia de esta franquicia por haber conseguido el primer anillo en la historia del equipo, un hecho que sucedió tras siete partidos 'a muerte' que tuvieron que disputar contraGolden State Warriors, un hecho que aparentemente no olvidan, porque aquella noche del 19 de junio de 2016, lograron dar vuelta y ganar esa serie 4-3, pese a ir perdiendo inicialmente 3-1.

Por tal motivo y con el firme propósito de defender la corona, muchos de los jugadores de este equipo han visto ese séptimo juego con el fin de mejorar en varios puntos débiles y lograr retener tan anhelado y codiciado trofeo, ese mismo que se tardaron 52 años en llevar a Cleveland para festejar con todos fanáticos.

Game 7: una motivación especial para todos

Según declaraciones de Brian Windhorst, de ESPN, todos los jugadores de los Cavs han visto ese compromiso, aunque el que más ha disfrutado viendo, especialmente los dos minutos finales ha sido Kyrie Irving, uno de los héroes de la noche, porque anotó un triple que puso en ventaja al equipo a falta de menos de un minuto para el final.

Pese a esta situación, LeBron también reconoció haber visto un par de veces este partido, con el único propósito de ponerse en los zapatos de un aficionado que tuvo que sufrir hasta el último segundo para festejar, un hecho que evidentemente sucedió con el sonido del final del partido, más aún porque sucedió en campo rival, un fortín para ese equipo que en la regular season apenas perdió nueve juegos, superando así la marca de Chicago Bulls y estableciendo un nuevo registro de 73-9.

Sin embargo, faltará ver qué pasa esta temporada que viene y si efectivamente el trabajo de Tyronn Lue cobra efecto en los jugadores, quienes son la materia prima de todo trabajo, más aún porque fueron ellos quienes entendieron de la necesidad de quedar en la historia haciendo esfuerzo sobrehumanos a lo largo de toda la campaña, algo que también reconocen sus seguidores y en general los aficionados a la NBA.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon