Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los ecuatorianos se encargaron de la fiesta en el Mané Garrincha

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 15/06/2014 EFE

Rafael Salido

Brasilia, 15 jun (EFE).- Los ecuatorianos fueron hoy clara mayoría en Brasilia para el partido de su selección frente a Suiza y contaron además con el apoyo de una hinchada brasileña que se volcó a su favor y ayudó a pintar de amarillo las tribunas del estadio Nacional Mané Garrincha.

Horas antes del pitido inicial del partido que enfrentó a Suiza y Ecuador, los aledaños del estadio se convirtieron en un mar de camisetas y banderas, sobre todo de Ecuador, que fueron clara mayoría en el estadio brasiliense.

El exterior del estadio estaba perfectamente preparado para que la ocasión fuera una fiesta, con numerosos quioscos que los diversos patrocinadores habían colocado a la entrada e incluían actividades como zonas para fotografiarse, sesiones de pinturas corporal y música.

Todo bajo estrictas medidas de seguridad, que estuvieron a cargo de unos 3.000 policías e incluían la presencia de helicópteros y agentes a caballo.

Numerosos aficionados de la 'Tricolor', haciendo gala de su carácter festivo, vestían la camiseta de su selección, o usaban pelucas con los colores amarillo, rojo y azul de su bandera.

Recién llegado, Andrés, un ecuatoriano que llevaba la bandera de su país a la espalda a modo de capa, se mostró exultante por la llegada de este día y señaló que viajó "específicamente para el Mundial" y que con sus amigos dejaron "atrás a las mujeres y el trabajo".

Los aficionados de la 'Tri' se mostraban muy optimistas y no paraban de repetir que el objetivo en este torneo, siendo "realistas", es "llegar hasta octavos, esa es nuestra meta".

Del lado suizo, un hincha llegado desde ese país que se identificó como Patrick confirmó que aprovechará estas semanas para ver dos partidos de su selección, pero también para "disfrutar de unas buenas vacaciones".

Sobre el papel que puede realizar Suiza en la fase de grupos, la mayoría señaló a Francia como el rival a batir.

No obstante, Manuel, un joven con la bandera suiza pintada en las mejillas y un casco vikingo rojo en la cabeza, precisaba que el partido ante Ecuador sería clave para el futuro de los helvéticos en el Mundial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon