Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los fichajes en el Barcelona destapan la primera crisis

AS AS 01/05/2014 Santi Giménez, Moisés Llorens

No andan muy tranquilas las relaciones entre los directivos del Barcelona en las últimas fechas. Frenados por la fatídica noticia del fallecimiento de Tito Vilanova, los responsables de gestionar el club y todas sus áreas no pasan por su mejor momento. Hay cosas que irritan a un sector importante, consciente del secretismo con el que se está llevando la confección de la plantilla de la próxima temporada, así como la elección del entrenador que relevará al Tata Martino en el banquillo.

En la última reunión de la Junta celebrada hace ya unos días, se vivieron momentos muy tensos. Tanto que Jordi Mestre, sucesor de Josep María Bartomeu como vicepresidente responsable de la parcela deportiva, decidió levantarse y abandonar la reunión ante el clima de tensión que estaba cogiendo el encuentro. Pareció no encajar muy bien las críticas vertidas sobre su parcela y antes de provocar un incendio importante en el equipo directivo, decidió salir de la sala de reuniones, tomar un poco el aire y regresar a petición de Bartomeu.

El propio presidente, Mestre y Zubizarreta están confeccionando la plantilla de la próxima temporada, en ese “lifting necesario para el equipo” que piden algunos de los pesos pesados de la plantilla. Y entre los tres se lo guisan todo, sin explicar nada a nadie. Siguen a rajatabla la línea de trabajo marcada en el pasado, cuando gobernaba el club Sandro Rosell y el nombre estrella de cada reunión era el de Neymar.

Perfiles. Con todo, para los próximos días está programado que Zubizarreta (y otros ejecutivos) pasen revista ante los directivos para ofrecer unas pinceladas de lo que llevan entre manos. El secretario técnico analizará cómo queda todo el organigrama deportivo, que ayer comenzó a moverse con extrema agitación. El club comunicó que Albert Puig, secretario técnico del fútbol base culé, no renovará su contrato más allá del 30 de junio. Se intuye que no será la única baja dentro de los despachos del área deportiva, más después de todo lo acontecido con la FIFA y la sanción que el máximo organismo del fútbol mundial impondrá al club en el futuro, aunque este verano sí podrá fichar.

Bartomeu deberá saber torear en las próximas semanas. La situación institucional no es la mejor. La Junta tiene grietas y allí tabién habrá remodelación. Todo lo que sea por mantener la calma.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon