Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los gritos de Plaza desatan la provocación de Rudy Fernández

Marca Marca 09/06/2014 marca.com

Con el marcador en 84-83 a falta de poco más de un minuto, Llull falla una penetración en la que el balón no toca el aro. Granger parece hacerse con el rebote, pero el balón acaba en manos de Bourousis tras tocarlo Rudy. Al Madrid le dan una posesión de 24 segundos -lo correcto si se considera que Unicaja tuvo control de balón-, pero por orden de la mesa pasa a 14, produciéndose un parón de unos siete segundos hasta que empieza a descontar.

El final de la jugada, tras un traspié de Sergio, es un triple de Rudy a falta de cuatro segundos para el final de la posesión. Los malagueños creen que se produjo fuera de tiempo por el desfase anterior. Los madridistas consideran que los perjudicados son ellos, ya que les dieron 14 segundos en vez de 24.

Y como remate, Rudy se fue haciendo gestos al banquillo de Unicaja para que se callara mientras se dirigía al posterior tiempo muerto. Fue un triple doblemente polémico.

Joan Plaza no quiso profundizar sobre el error en el reloj de posesión, realmente complicado de observar en directo. "Nunca hablo de los árbitros. Confío en la buena fe de la gente y en que es honesta. Creo en esa justicia poética", aseguró.

Y sobre los gestos, motivados por sus gritos cuando los jugadores del Madrid lanzaban cerca de su banquillo, tampoco quiso polemizar: "Entiendo que se trata de un momento de crispación y nervios, pero no es de recibo. No quiero darle más vueltas. Es un jugador espectacular y seguro que querrá hacernos un traje el martes".

Plaza sí valoró el buen trabajo de sus jugadores a lo largo de los dos partidos, aunque regresa a Málaga con un 0-2: "Tenemos la sensación de que hemos podido ganar los dos encuentros, pero no debemos pensar en eso, sino en poner el 2-1. Pero hacer que el Madrid pierda tres veces seguidas, cuando en toda la temporada sólo ha perdido dos partidos, parece una misión imposible".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon