Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los jugadores del Madrid preferían al Chelsea

Marca Marca 01/05/2014 J. I. García-Ochoa Madrid
Photo © Proporcionado por marca.com Photo

Los jugadores del Real Madrid ya tienen rival: el Atlético. Yno es lo que querían. En cuanto Pedro Proença pitó el final, los futbolistas blancos empezaron a especular con el posible rival. Y el resultado fue unánime: el Chelsea.

Vaya por delante que ni mucho menos se trataba de un menosprecio al Atlético, pero existían muchos factores por los que los madridistas querían medirse el equipo inglés. El principal, José Mourinho. La mayoría de los jugadores del vestuario le tienen ganas al entrenador portugués. Ya se vio en el partido de pretemporada que disputaron en Los Ángeles. Le tenían ganas. El fin de ciclo de Mou en el Madrid no fue nada bueno y son muchos los jugadores que tienen cuentas pendientes. Casillas, Ramos, Pepe, Cristiano, Benzema... En mayor o menor medida, la mayoría de los jugadores, no todos, tenían un ánimo de revancha contra su exentrenador.

Los jugadores del Madrid eran conscientes de que la final contra Mourinho iba a ser eterna, porque el luso la iba a preparar con fuego cruzado. Estaban listos para todo tipo de declaraciones y esos mind games que ha hecho famosos en Inglaterra.

Desde el club importaba menos el rival. Florentino Pérez tiene una gran estima por el Atlético y Enrique Cerezo y lo da por bueno. La relación es excelente y está encantado de medirse al equipo rojiblanco en una fiesta madrileña, pero el Chelsea tampoco le desagradaba. Su relación con Mourinho no es mala y la salida fue amistosa. El presidente se mantuvo al margen de la polémica entre jugadores y técnicos y se queda con el lado humano del portugués y el profundo cambio que protagonizó en el club en los tres años en los que estuvo.

Saben también desde el Real Madrid que con Mourinho, el desgaste antes de la final iba a ser mucho mayor. Pero no son ajenos tampoco a que los jugadores iban a salir hipermotivados ante el Chelsea y que una posible derrota ante el Atlético puede ser mucho más dolorosa que ante el conjunto inglés. Caer ante el equipo rojiblanco, en el torneo fetiche, en la final de la Décima, puede ser un episodio que se recordaría durante toda la vida.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon