Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los Knicks no quieren a Felton y piensan en Mark Jackson

AS AS 16/05/2014 As.com

Phil Jackson ya sabe que la vida no es fácil en los despachos de los Knicks. Después del ‘no’ de Steve Kerr, su principal quebradero de cabeza sigue siendo encontrar al entrenador idóneo para suplir a Mike Woodson. Pero también trabaja para retocar una plantilla que resultó absolutamente decepcionante la pasada temporada (37-45 y fuera de playoffs). Con la continuidad de Carmelo Anthony todavía pendiente de un hilo, parece que Jackson ya le ha comunicado a Raymond Felton que su intención es sacarle del equipo vía traspaso.

Según la CBS, Jackson le transmitió sus intenciones al base en la entrevista de final de temporada de este. No sólo es un base que no encaja demasiado en el perfil favorito de Phil Jackson (le gustan más defensivos, más fuertes físicamente, más especialistas en el tiro exterior) sino que viene de jugar una temporada en líneas generales calamitosas, en línea con su espantoso paso por Portland Trail Blazers en la temporada 2011/12 justo antes de llegar a Nueva York. Fuera de forma y de sintonía, se quedó en 9’7 puntos y 5’6 asistencias por partido con un pobre 31% en triples. Le queda un año a razón de 3’7 millones de dólares, con una player option para la 2015/16 de 3’9 millones. En buena forma y en su mejor versión, una buena relación calidad-precio, aunque resulta difícil saber qué versión veremos de Felton a partir de la próxima temporada… y en qué equipo.

© Proporcionado por AS

Mark Jackson entra en escena

Pero ahora mismo a Phil Jackson le preocupa más la búsqueda de entrenador. Steve Kerr se marcha a los Warriors y el Maestro Zen deshoja la margarita mientras muchos en la Gran Manzana le piden que ocupe él mismo el banquillo. Sin embargo, él piensa más en una decisión clave: si busca un entrenador que aplique su triángulo ofensivo, Kerr lo era, o si cambia de registro y apuesta por un entrenador de otro perfil. En la primera opción suena ahora con fuerza Derek Fisher, uno de sus más fieles pupilos y uno de sus generales en pista favoritos, y para el segundo entra en escena Mark Jackson, después de su convulsa salida de, precisamente, Golden State Warriors. Jackson arrancó su carrera comko base NBA tras ser drafteado por los Knicks en 1987 y su reputación como técnico sigue siendo buena a pesar de que no ha congeniado con los dueños y directivos de los Warriors, en gran parte por su fuerte personalidad y sus férreas convicciones religiosas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon