Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los luchadores del UFC se ponen en pie de guerra

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 07/12/2016 Antonio Gil
Los luchadores del UFC se ponen en pie de guerra © Getty Images Los luchadores del UFC se ponen en pie de guerra

Las artes marciales mixtas son el deporte con mayor crecimiento en la actualidad. Los fans llenan estadios y pabellones para ver en directo a los gladiadores del Siglo XXI. Las ventas de pay-per-view alcanzan cifras mareantes y el UFC, la promotora más importante en la actualidad, ve crecer sus ganancias cada día que pasa. Pero ha llegado el momento en el que los luchadores han dicho basta, cansados del trato recibido por parte de la compañía y, sobre todo, un reparto bastante injusto de billetes verdes. Por este motivo ha nacido la Asociación de Atletas de Artes Marciales Mixtas (MMAAA).

El canadiense George St-Pierre es la cara más visible de un grupo formado por luchadores (entre los que hay varios ex campeones del UFC), promotores y agentes. Las primeras piedras de un bloque que se espera que crezca rápidamente y tenga peso a la hora de buscar lo que consideran que es justo en la profesión. Reclaman la creación de un convenio colectivo similar al de las grandes competiciones de Estados Unidos (NBA, MLB, NFL o NHL) en el que los atletas tengan el peso que merecen. Pero sobre todo quieren dejar de ser los generadores de una serie de ingresos económicos en los que el bolsillo de la compañía pesa mucho más que el de los luchadores.

Desde que el UFC llegó a un acuerdo de patrocinio con la marca Reebok, todos los luchadores están obligados a lucir la misma indumentaria cuando se suben al octógono para competir. Antes cada atleta podía llevar todos y cada uno de los patrocinadores que quisiera y cupiesen en sus pantalones, ganando grandes cantidades de dinero en publicidad por cada combate. Ahora, sin marcas a la vista, los auténticos protagonistas del show sólo se llevan el 8% de las ganancias de publicidad. Una cifra irrisoria y que la MMAAA considera abusiva y quiere que se suba hasta el 50%. Al fin y al cabo, los que se juegan su integridad física en cada velada no son los que están en los despachos. Y esa integridad física vale mucho más que un 8%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon