Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los motivos de la debacle de España frente a Italia

SPORTYOU SPORTYOU 28/06/2016 David de la Peña
Los motivos de la debacle de España frente a Italia © Getty Images Los motivos de la debacle de España frente a Italia

España ha caído eliminada en los octavos de final de la Euro 2016 por la selección italiana con todo merecimiento. El conjunto de AntonioConte fue superior al combinado de VicentedelBosque de principio a fin, y lo que acabó reflejándose en el marcador se corresponde con lo visto sobre el terreno de juego sin ningún tipo de discusión.

La selección italiana se mostró tan sólida en defensa como cabía esperar, pero además añadió una serie de registros que la hicieron indefendible cuando se adueñaba de la pelota. Se podía esperar que el encuentro fuese un monólogo de España a nivel de posesión, con una Italia con poca capacidad para desplegarse, acabó siendo un duelo mucho más abierto que erigió a DavidDeGea como mejor futbolista de España, lo que explica lo que se vivió sobre el terreno de juego.

Italia superó a España táctica y emocionalmente

El resultado en favor del combinado azzurro fue incluso corto, y la razón es que fueron superiores tanto desde el punto de vista táctico, como en el plano emocional. Lo táctico explicó el dominio italiano sobre el juego, pero en lo emocional también pueden darse argumentos para medir algunas circunstancias del juego que fueron decantando la balanza en favor de los de AntonioConte.

La acción del 1-0 italiano es bastante representativa, en la que Italia mostró una mayor capacidad de determinación y concentración. SergioRamos cometió una falta innecesaria en la frontal metiendo el pie en una jugada en la que Pellè estaba de espaldas, y en la ejecución de la infracción, GerardPiqué estaba girado, sin tensión y sin prestar atención al momento del golpeo, lo que le impidió llegar a un rebote que debió de ser suyo por cercanía. Dos fallos de concentración de los dos pilares defensivos del equipo que explican que Italia estaba un punto por encima en un aspecto decisivo en un partido de la superélite que puede decidirse por pequeños detalles.

Conte superó a Del Bosque

A pesar de que ese punto de concentración fue superior en los italianos, no hay que olvidar que lo que llevó a Italia a los cuartos de final fue una mejor organización sobre el terreno de juego. No cabe duda de que el buen encuentro de los de Conte desde el punto de vista táctico, y la floja prestación de los de DelBosque en el mismo aspecto, fue lo que realmente marcó la diferencia.

Alineaciones España vs Italia © Proporcionado por Sportyou Alineaciones España vs Italia

La previa del encuentro hacía presagiar que si Italia ganaba, las crónicas del día siguiente hablarían de una defensa inabordable. Sin embargo, no sólo fue así. El pilar sobre el que el conjunto de Conte asentó su triunfo fue la gestión que hizo de la pelota en el primer tiempo, que fue lo que le dio la ventaja en el marcador y lo que llenó de dudas al seleccionado español.

El nuevo técnico del Chelsea creyó que la mayor debilidad de España estaba en su estructura defensiva, y la castigó con acierto a partir de su salida de balón. Barzagli, Bonucci, Chiellini y DeRossi dominaron en esa faceta, y fueron totalmente decisivos para explicar porqué Italia le llegó a la selección española una y otra vez con tanta ventaja. La figura de GrazianoPellè podía ser utilizada para simplificar las salidas, con envíos directos sobre él, pero el atacante del Southampton cumplió un rol de segundo punta, no de referencia contra centrales.

Los tres defensas italianos más DanieleDeRossi tuvieron la pausa y precisión necesaria para hacer saltar a Iniesta, Cesc, Nolito y Silva en el momento adecuado, y después colar un envío vertical que encontraba a los de azul en un escalón posterior: la presión española fue de bajo nivel e inefectiva. Ahí funcionó especialmente bien Pellè, que como segundo punta castigaba una zona a la que Busquets -demasiado exigido por Parolo y Giaccherini- y Piqué y Ramos -realmente flojos a la hora de achicar y hacer que el equipo se juntase- no llegaban. Italia salía con limpieza, y con poco se encontraba en situaciones de ventaja cerca de la meta de DeGea, que evitó que el 1-0 con el que nos fuimos al descanso no fuese más amplio.

La defensa italiana

Por supuesto, todo ese buen trato de balón y las ventajas que generó Italia a partir de él, fueron compensados con una defensa posicional muy sólida, ante la que España no obtuvo respuesta, salvo de forma muy puntual en el arranque de la segunda parte.

Italia - España (Defensa) © Proporcionado por Sportyou Italia - España (Defensa)

La defensa en 5-3-2 de Italia y el trabajo de sus dos puntas dejó sin soluciones a España. JordiAlba y Juanfran no podían sorprender, porque DeSciglio y Florenzi ocupaban el espacio que podían dañar con sus desmarques, mientras que Fàbregas, Silva, Nolito y Morata recibían siempre de espaldas y encimados por los defensores italianos. Iniesta trataba de jugar por detrás de la línea de balón, pero sus envíos hacia delante no tenían un destinatario previamente liberado, de modo que el italiano que saltaba a la anticipación robaba, y se iba contra un SergioBusquets completamente vendido. España no le hizo ni cosquillas a Italia, salvo en los quince minutos iniciales del segundo tiempo -y de manera muy puntual-.

La explicación fue ÁlvaroMorata, que comenzó a hacer el único movimiento que de verdad provocó algo de profundidad e intimidación en la retaguardia azzurra. Con Aduriz en el campo y el nuevo futbolista del Real Madrid arrancando desde la izquierda, España cambió los movimientos de apoyo de Nolito -que quedaba de espaldas y no le daban nada al equipo- por la ruptura en diagonal de Morata. Ahí Álvaro llegó a dejar la sensación de que, aunque fuese con envíos sobre Aduriz y prolongaciones de este, podíamos llegar hasta Buffon. DelBosque tomó la decisión de retirarle por un LucasVázquez que probablemente hacía falta en el campo para activar a Aduriz, pero entonces España perdió el pequeño truco que podía acercarle al gol.

En el tramo final de partido, Italia se mostró bastante sólida en la defensa de su área -sólo un envío a la desesperada dejó a Piqué con opciones de gol en el minuto 89, pero Buffon respondió muy bien-, y en los últimos instantes del encuentro el equipo de Conte cerró su magnífico partido con el 2-0 definitivo. Es momento de reflexión, pero la primera debería de ser para felicitar a un rival que cuajó una actuación de primerísimo nivel.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon