Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los números avalan el buen trabajo de Iraizoz

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 22/05/2014 Carlos Zaballa

Gorka Iraizoz ha completado su mejor temporada en el Athletic. El navarro ha despejado de una vez por todas el debate que se cernía habitualmente sobre el inquilino de la portería rojiblanca. Ha sido uno de los artífices de la buena temporada del equipo de Ernesto Valverde, en la línea que ha mostrado el grupo, muy regular a lo largo de todo el curso.

Ayudado por una buena defensa formada en la mayoría de partidos por Iraola, Gurpegi, Laporte y Balenziaga y por un Iturraspe que lo mismo echaba una mano a los centrales que sacaba el balón jugado, el meta que llegó procendente del Espanyol en la campaña 2007-08 ha convencido a los más escépticos. Tanto por las sensaciones como por los números, que avalan el gran trabajo que ha realizado en su séptima temporada como león.

Tanto es así que el portero tiene el segundo mejor coeficiente en goles encajados de la Liga. Iraizoz ha recibido una media de 0,97 tantos en los 33 partidos que ha disputado del torneo de la regularidad. Solamente le ha superado Thibaut Courtois, el belga del Atlético de Madrid que juega en calidad de cedido por el Chelsea y que en este momento está en los mejores del mundo en su puesto. El colchonero, que se proclamó campeón de Liga el sábado pasado con el empate en la última jornada contra el Barça, sólo ha recibido 24 dianas en 37 encuentros, a una media muy difícil de superar de 0,65.

Por algo el conjunto de Simeone ha finalizado el campeonato como el equipo menos goleado, con sólo 26 tantos en contra, por delante de Barça (33), Real Madrid (38) y Athletic (39). Ésta es con toda seguridad una de las claves de su éxito. El tercero en la lista es el merengue Diego López, que ha tenido que coger el balón de dentro de su portería en 36 ocasiones en los 36 choques que ha jugado, lo que ofrece un porcentaje redondo de 1.

Iraizoz no comenzó la temporada como a él le hubiera gustado. Jugó de titular en la primera jornada ante el Valladolid en el José Zorrilla (1-2), pero se perdió la segunda cita -ante Osasuna en Anoeta, porque aún no estaba finalizado el campo rojiblanco- por una sobrecarga muscular. Iago Herrerín fue su sustituto. El portero convenció a Valverde, que le dio continuidad en el siguiente partido ante el Real Madrid, ya con Gorka recuperado, ocupando un sitio en el banquillo.

La historia se volvió a repetir en la siguiente jornada. Llegaba el Celta a Bilbao en un partido que sirvió para inaugurar el nuevo San Mamés. En este sentido será difícil de olvidar. Charles se convirtió en su primer goleador en un partido donde Herrerín dejó bastantes dudas. Cometió un penalti al salir de forma apresurada ante Nolito y falló nuevamente en la salida que supuso el 3-2 que puso emoción en marcador en el cuarto de hora que restaba para finalizar.

Se hace con el puesto

A la semana siguiente, el míster de Viandar de la Vera volvió a variar sus planes. Optó por otorgar la titularidad a Iraizoz en la visita al Espanyol del 'Vasco' Aguirre. "Pienso en el que más seguridad nos transmite de cara al juego", dijo Txingurri en sala de prensa al finalizar el choque. El míster continuó afirmando que no obstante confiaba en los dos guardametas de la primera plantilla, pero lo cierto es que a partir de ese momento -jornada 5- el navarro se hizo con el puesto.

Jugó los cinco encuentros siguientes al completo y en el sexto -contra el Getafe en el Alfonso Pérez- tuvo que ser sustituido en el descanso por una contusión el muslo derecho tras un choque fortuito con la rodilla de Balenziaga. Valverde optó por no arriesgar con Iraizoz en la siguiente cita ante el Elche. Volvió contra el Atlético y desde entonces lo ha jugado todo hasta la última cita liguera contra el Almería, en la que el técnico realizó seis cambios en su once habitual en un partido completamente intrascendente para la clasificación. Herrerín volvió a ocupar la meta rojiblanca.

Con todo ello, Iraizoz ha disputado 33 partidos, 32 de ellos al completo. Al igual que el resto de sus compañeros, no ha llegado a los 3.000 minutos de Liga. Podría haberlo hecho si hubiera jugado el partido del estadio Juegos del Mediterráneo, pero para ese momento de la temporada ya se había ganado la confianza de su entrenador y de todo el entorno rojiblanco. Ha convencido con grandes actuaciones, que se ven reflejadas en los números que le convierten en el segundo mejor portero de la Liga en el porcentaje de goles encajados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon