Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los problemas académicos del próximo #1 del Draft

BASKET4US BASKET4US 07/03/2016 Redacción Basket4us.com
Los problemas académicos del próximo #1 del Draft © Getty Images Los problemas académicos del próximo #1 del Draft

Ben Simmons es uno de los mejores jugadores de baloncesto de la universidad en Estados Unidos. Apenas juega su primer año en la NCAA, pero su nivel y sus promedios que los ha llevado hasta lo más alto con una media de 20 puntos y 12 rebotes por partido con los Tigers de la Universidad de Louisiana, han hecho que su potencial lo convierten en el objetivo número uno en el próximo Draft de la NBA, además de que Simmons podría convertirse en el colegial de los 100 millones de dólares, según han comentado personas expertas en el tema.

Según los informes, Simmons no será un finalista para el Wooden Award, que otorga anualmente al mejor jugador de baloncesto de la universidad por cuenta de sus promedios académicos, algo que sería un problema para los intereses del Draft del próximo año.

En la nota de ESPN, Jeff Goodman, contó que Simmons no calificó debido a un problema relacionado con lo académico, indican que el jugador necesita tener al menos un promedio de 2.00. El resto de los requisitos están relacionados con el rendimiento en la cancha, donde él no tiene inconvenientes.

A partir de declaraciones de uno de los hombres más respetados del baloncesto, Sonny Vaccaro, el jugador de origen australiano estaría siendo pretendido por empresas como Nike, Adidas y Under Armour, señalando que el joven universitario podría firmar dentro de poco un contrato por 100 millones de dólares sin haber jugado un solo minuto en la NBA por cuenta del mundo del mercadeo que por estos días mueven millones de dólares alrededor del mundo.

Este caso inmediatamente hace recordar el de LeBron James, actual jugador de Cleveland Cavaliers que en 2003 firmó un contrato con Nike por 90 millones de dólares, una apuesta que sin ninguna duda fue un completo éxito, tanto que hoy en día la marca deportiva y el jugador tienen un contrato de por vida, haciendo que el talento del basquetbolista represente ganancias millonarias a la empresa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon