Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los Warriors sorprenden a los Clippers de un errático Paul

AS AS 20/04/2014 Nacho Albarrán

Los Warriors dieron la campanada en el Staples Center con un triunfo que les coloca 0-1 en su eliminatoria ante los Clippers contra la mayoría de los pronósticos. El equipo angelino notó los impropios nervios de Chris Paul, que pasó de héroe a villano, y los problemas de faltas de Griffin y falló al final ante un rival que se dejó el alma para buscar su oportunidad. David Lee y Klay Thompson brillaron por encima de Stephen Curry y obraron el primer milagro de la serie.

David Lee lanza ante Blake Griffin. © AFP David Lee lanza ante Blake Griffin.

El 12-1 con el que empezó el duelo afortunadamente fue un espejismo. Lo que vino después fue un partidazo. Reacción warrior con un 5-16 para poner el 17-17 en el marcador y cuenta nueva. A partir de ahí, de todo. Un Paul errático —disculpen la osadía— que se precipitó en algunas acciones buscando el 2+1 y dirigiendo mal a los Clippers, quizá un poco perdido sin Griffin (cargado con 3 faltas) a su lado; DeAndre Jordan imperial en la zonas (cinco tapones en la primera parte) y varios and one; JJ Redick en su mejor versión enchufándolas de lo lindo… Y por Golden State, Curry, Lee y Thompson fenomenales… y corazón, mucho corazón pese a los problemas de personales: cinco Iguodala a 9:41 del final del tercer cuarto, tres Jermaine O’Neal y Lee con mucho tiempo por delante. Más amago de lesión de Green, que luego pudo volver. El primer cuarto había terminado con un triple de Jamal Crawford desde la línea del centro del campo. Puro espectáculo.

Los de Oakland, contra viento y marea, se colocaron con un esperanzador 73-77 en el minuto 32 y dominaron el tercer periodo con buenos minutos de Lee. Griffin se puso a la altura de Iguodala en cuanto a faltas y los angelinos lo sufrieron con un 0-8 que subió el 79-87 a falta de 12 minutos). ¿Sorpresa o no tanto? O’Neal hizo olvidar a ratos al ausente Andrew Bogut y la ventaja se mantuvo incluso tras la vuelta a la pista de Paul. Glen Davis peleó con Griffin sentado en el banquillo aunque no es una estrella. Thompson siguió viendo aro y colocó un 86-96 escalofriante para los del Staples. Pero no se rindieron los Clippers alentados por la oportunidad única que se les presenta este año de alcanzar incluso el título. Y CP3, tozudo pero brillante, resurgió momentáneamente. Clavó dos triples y echó a Iguodala. Con poco más de un minuto por jugarse, Barnes puso por delante de nuevo a los Warriors (105-103). Empató desde la personal Griffin, pero acto seguido cometió la sexta falta de manera absurda y le derramó un vaso de agua sin querer a un aficionado. Collison, horrible, llevó a Green a los tiros libres, que metió los dos. Quedaban 24 segundos y Paul, vuelta a los errores, falló dos decisivos tras perder poco antes el balón, impropio de sus status de estrella. Con los nervios a flor de piel los errores y los reviews se amontonaron, y terminaron valiendo otros dos libres sueltos de Barnes y de Thompson. Punto para Golden State y eliminatoria que arranca caliente, espectacular y con pinta de larga.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon