Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Luces y sombras en el espacio de animación del Barça

SPORTYOU SPORTYOU 18/03/2016 Marc Fuster
Luces y sombras en el espacio de animación del Barça © Getty Images Luces y sombras en el espacio de animación del Barça

El pasado lunes, tras la reunión de la Junta Directiva, el FC Barcelona anunció casi por sorpresa la creación de un espacio de animación. El tema no es nuevo. De hecho, Sandro Rosell ya intentó impulsar la conocida 'Grada d'Animació' en 2010, antes de ganar las elecciones, pero el proyecto no fructificó porque el expresidente quiso incluir a los Boixos Nois. Aunque posteriormente lo negó, aquel fue una de los primeros clavos de su ataúd político.

Casi seis años después, el club creará "un espacio de animación por imperativo legal". El portavoz, Josep Vives, asegura que la Liga de Fútbol Profesional obliga a los clubes a reubicar a los grupos de animación con unas medidas específicas de cerramientos y controles de acceso biométricos -mediante huella dactilar-. El Barça ha decidido ubicarlos en el Gol Norte ya que el número de abonados de aquella zona es muy bajo -solo 117-. Según ha podido saber Sportyou, el club lleva más de cinco años con el sector prácticamente vacío y lo ha aprovechado para ofrecer estas localidades a turoperadores en lugar de a los socios en lista de espera.

El anuncio del nuevo espacio ha pillado por sorpresa a dos de los grupos que más lo han reivindicado: Seguiment FCB y Almogàvers. Ambos han afirmado a Sportyou que el club aún no se ha puesto en contacto con ellos para informarles. Mientras los primeros se muestran "moderadamente optimistas" ante lo que consideran una oportunidad histórica para crear algo que han reivindicado en tantas ocasiones; los segundos lo ven "como una zona de control para el aficionado y no tanto una Grada de Animación, que es lo que nosotros queremos".

Albert Yarza, presidente de la peña barcelonista Almogàvers, fundada en 1989, asegura que la idea les agradó de entrada pero, tras analizar punto por punto el comunicado del club, les dejó fríos. Para ellos, la decisión llega más de 20 años tarde: "En la temporada 1992/93 hicimos una propuesta para juntar a todas las peñas barcelonistas en el estadio". Almogàvers será uno de los grandes damnificados por esta reubicación, ya que desde el año 2000 su espacio es el Gol Sur. Esto, unido a las restricciones de edad que tendrá dicha zona, ha abierto un debate interno sobre si debe de dejar de ser un grupo de animación: "Muchos de los fundadores de Almogàvers van al fútbol con sus hijos y ahora se encuentran que no podrán entrar porque son menores de 16 años y la ley les prohibe entrar en este espacio". Pese a todo ello, esperan que el anuncio sea el inicio para crear lo que reclaman desde hace más de dos décadas.

Seguiment afirma que quiere ayudar en todo lo posible al club para que la iniciativa prospere, ya que la grada de animación fue uno de los puntos fuertes de su candidatura en las últimas elecciones. "Hay cuidar todos los detalles e intentaremos integrar a todos los grupos de animación del estadio".

Se espera que el club se empiece a poner en contacto con todos los grupos de animación en los próximos días, pero se antoja complicado ponerlos a todos de acuerdo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon