Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Luis Enrique, alérgico a los tres cambios

SPORTYOU SPORTYOU 24/02/2016 Marc Fuster
Luis Enrique, alérgico a los tres cambios © Getty Images Luis Enrique, alérgico a los tres cambios

El partido de Copa ante el Villanovense pudo ser el precedente. Aquel día, Jeremy Mathieu se lesionó y Luis Enrique prefirió jugar con diez hombres los últimos 15 minutos antes que realizar uno de los dos cambios que le quedaban. Con el 6-1 en el marcador, no quiso arriesgar a que alguno de los suplentes se lesionara por salir frío al terreno de juego. Al entrenador del conjunto extremeño, Julio Cobos, le pareció una falta de respeto. La respuesta de Luis Enrique fue contundente: "Si he ofendido a alguien, pido perdón... pero lo volvería a hacer".

Desde entonces, la dinámica de sustituciones en los partidos no ha variado demasiado. Ante el Arsenal rizó el rizo y no introdujo ningún jugador: “He visto que las cosas andaban tan bien que he pensado: ‘No toques nada, no vaya a ser que la líes”, explicó en rueda de prensa. Ni tan siquiera cuando "SuperBusquets", tal y como lo definió él mismo, le pidió el cambio en la primera parte tras un mal gesto. "Si no está medio tieso no lo saco. Nos dijo que podía aguantar”.

Tras contar con una plantilla corta en el primer tramo del curso, las incorporaciones de Aleix Vidal y Arda Turan ampliaron el fondo de armario en el mercado de invierno. Luis Enrique podía, al fin, apostar por los cambios para oxigenar al equipo cuando fuera necesario. Pero ni tan siquiera eso ha servido para que decida agotar siempre sus opciones desde el banquillo. En los 16 partidos disputados este año, solo en seis ocasiones ha realizado los tres cambios; en siete partidos hizo dos cambios y en dos partidos tan sólo hizo uno.

El reparto de minutos entre la plantilla es muy descompensado. Con la política de rotaciones de Luis Enrique, los suplentes lo son aún más; incluso cuando está todo resuelto, como en la vuelta de la Copa del Rey ante el Espanyol tras el 4-1 de la ida en el Camp Nou. Tampoco confía en ellos cuando el equipo se encuentra atascado. Los mejores ejemplos son el partido de Liga ante el Espanyol -un cambio-, y ante Atlético o Levante -dos-.

Además, sin Nolito, el jugador que pidió expresamente Luis Enrique, aún será más difícil ver variaciones en la delantera. Los jugadores del tridente no tienen sustitutos y por ello son los que más minutos acumulan. La mayoría de los retoques del técnico van dirigidos a la defensa y al medio campo, con Sergi Roberto y los nombrados Arda Turan y Aleix Vidal como alternativas. Luis Enrique sólo confía en 15 futbolistas y tiene alergia a los tres cambios.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon