Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Luis Enrique y su torneo fetiche

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 05/01/2017 Marc Fuster
Luis Enrique y su torneo fetiche © Getty Images Luis Enrique y su torneo fetiche

Si hay una competición a la que Luis Enrique le ha cogido el truco esa es la Copa del Rey. Desde que empezó su andadura el 3 de diciembre de 2014 ante el Huesca, el asturiano suma ya 20 encuentros sin conocer la derrota. A ello hay que sumarle que también tiene dos copas en su haber, con un pleno perfecto solo equiparable al de la Liga.

Luis Enrique es el rey de la copa. El asturiano pasea con paso firme cada vez que se viste para afrontar un partido de dicha competición. Su trayectoria ha sido hasta el momento impecable y en los 20 partidos disputados solo ha empatado en tres de ellos. Villanovense y Hércules en la ida de los dieciseisavos y Valencia en la vuelta de la semifinal tras el 7-0 del Camp Nou son los únicos equipos que, en uno de los dos partidos, han logrado evitar la derrota.

Pero no solo sus números en cuanto a victorias -17 en 20 partidos-, son buenas sino que el Barça destroza al rival en Copa del Rey. Durante su primera temporada, a parte del pleno de victorias, los azulgrana anotaron 31 goles y solo recibieron 6 en un total de nueve encuentros. Durante la segunda, 5 tantos menos y 5 en contra. Ellos, sumados a los 8 de esta, suman un total de 65, a algo más de tres por partido.

En las dos anteriores ediciones, la regularidad no hubiera sido posible sin el tridente. Leo Messi, Luis Suárez y Neymar suman 28 de los 65, casi la mitad. Además, cabe destacar que en todas ellas siempre ha surgido un actor secundario que ha contribuido con goles a la consecución de la Copa del Rey. Mientras en la 2014-15 fue Pedro Rodríguez con cinco tantos, durante el segundo año de Luis Enrique fue Munir El Haddadi con los mismos, demostrando así que es una competición para las reivindicaciones.

El Athletic será un nuevo escollo para Luis Enrique, que ya sabe lo que es derrotarles. En la final o en cuartos, los de Ernesto Valverde siempre han caído derrotados pese a plantarle cara al Barça. De nuevo, el Barça vuelve a competir en la que con el asturiano es su competición fetiche.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon