Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Márquez ya ni sueña que se cae

Marca Marca 17/05/2014 marca.com
se despertaba otros años con pesadillas, pero ya no © se despertaba otros años con pesadillas, pero ya no se despertaba otros años con pesadillas, pero ya no

Es algo inevitable. Todo el mundo sueña con su trabajo, con su oficina, sus compañeros y hasta su jefe. Por supuesto, también pasa con los pilotos. El tópico señala que su sueño es ser campeones del mundo. O las victorias e, incluso, adelantamientos. Pero también las caídas.

El propio Marc Márquez desveló este aspecto poco conocido de los competidores. Él mismo confiesa que hasta lo ha hablado con otros participantes y con su hermano Álex. Curiosamente, el campeón de MotoGP ya ni se desvela agitado por verse por los suelos, aunque sea mentalmente.

"Hace dos o tres años, especialmente en 125, tenía muchos sueños así. Me despertaba soñando con caídas. Ahora, por suerte, ya no. Mis sueños eran más caídas por orejas -despedido hacia delante- que porque perdiera el tren delantero", admite hasta rememorando el tipo de incidente que imaginaba.

Muy movidos
El ilerdense hasta evoca que eran sueños movidos, muy vívidos. «Recuerdo que cuando tenía el hombro mal, al dormir me asustaba y el hombro se salía de la sábana y hacía un gesto raro», confesaba ayer entre risas.

Ahora Márquez solo sueña con triunfos. Las cuatro victorias consecutivas en el arranque mundialista hacen que ya sea una obsesión preguntarle por si va a vencer en todas. Esto sí que no le altera lo más mínimo. "No es que pueda ocurrir, va a ocurrir que no gane un día. El equipo y yo somos conscientes de ello. Sientes la presión de la expectación, pero yo con presión siempre voy mejor. Me gusta esta presión", afirma con picardía.

Pese a todo, ni se plantea que una derrota en una carrera pudiera venirle bien para que se acabara con toda la especulación sobre un pleno que suena a utopía por mucho que hasta ahora haya sido superior al resto. "Yo prefiero ganar", zanja entre carcajadas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon