Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Música de terror para el Barça

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 16/05/2014 null

Ayer en Jugones homenajearon con grandes elogios a Carles Puyol en el día de su despedida. Después ponían música de terror para informar al espectador que "el Barça parece que esté de vacaciones" y que "basta mirar como ha sido la semana para apreciar que falta tensión". El vídeo, de profundísima investigación, relataba las pruebas que lo demostraban. Por ejemplo: "El Tata ha dejado entrar a toda esta gente" y se veía, exactamente, a 17 personas subir unas escaleras hacia una grada. Añadían "Incluida su hija con unos amigos" y simplemente veíamos a dos chicas y dos chicos entrando en la ciudad deportiva. Sin duda, estas dos primeras pistas son una prueba determinante de un jolgorio desenfrenado que puede distraer gravemente a los jugadores. Seguían las pistas: "Y hasta ha dejado entrar a dos aficionados que suelen acudir a la ciudad deportiva con un bombo". Y enseñaban a dos hombres arrastrando un tambor por la calle. Tremendo. Menuda juerga. Altamente peligroso y un factor que puede causar inestabilidad en el vestuario. El vídeo criticaba que la plantilla al completo hubiese acudido la tarde del miércoles a ver aterrizar su nuevo avión y que Messi atendiese un compromiso publicitario en su día libre. Imperdonable. Usar el día libre para asuntos propios.

El vídeo utilizaba un artículo de Lu Martín en El País donde informaba de un conflicto que sucedió hace meses sin precisarlo, como si hubiese sucedido la presente semana. Y continuaba: "A dos días de jugarse la Liga así ha sido la rutina azulgrana" decía la voz en off. Imaginen qué desfase y qué tremenda semana de juerga llevaban los jugadores a dos días del final de la Liga que tuvieron que recurrir a las imágenes del asado de la semana anterior y de la cena de conjura para ilustrar la actual semana. Se trataba de construir un efectivo mosaico de elementos que perjudicaran la imagen del equipo: música de terror y pedazos sueltos que forman parte de lo habitual en la rutina de cualquier equipo de fútbol que, vendidos al espectador como falta de tensión y distracciones, contribuyen a menospreciar un equipo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon