Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Müller 'borra' a Cristiano y retrata a Pepe

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 16/06/2014 José Luis Artús

Con las expectativas centradas en lo que podría ser capaz de hacer un Cristiano Ronaldo renqueante por sus problemas en la rodilla y que tiene en los campeonatos del mundo su asignatura pendiente, emergió por encima del portugués y del resto de jugadores Thomas Müller, quien a sus 24 años volvió a demostrar que con él si van las grandes citas con la camiseta de su selección. Con tres goles, lideró el triunfo germano ante Portugal y logró también mandar a Pepe a la ducha a los 37 minutos de partido. El central del Real Madrid dejó una mano atrás en una jugada defensiva golpeando la cara del futbolista del Bayern de Múnich. Después le recriminó a Müller lo que a su juicio era teatro y le golpeó levemente con la cabeza. El árbitro, el serbio Milorad Mazic, fue implacable: roja directa para Pepe.

Acostumbrados quizás a las mil y una que ha protagonizado el defensa con la camiseta del Real Madrid, hay a quien la expulsión le pareció un pelín exagerada, pero la cuestión es que los árbitros de este Mundial no parecen estar dispuestos a aguantar muchas conductas antideportivas y Pepe es de esos futbolistas al que se le tiene la matrícula cogida. Con sus múltiples trifulcas, se ha quedado casi sin defensores.

Mientras tanto, Müller iba a lo suyo. Ya había transformado antes de esa jugada un penalti cometido por Joao Pereira sobre Götze y marcaba después el 3-0 de los alemanes en el descuento del primer periodo. En la recta final, completaba el 'hat trick'. Son tres los tantos que suma el delantero, que trajeron a la memoria su gran actuación en el Mundial de Sudáfrica, en el que fue 'Bota de Oro' al anotar cinco 'dianas' (las mismas que Villa, Forlán y Sneijder), a las que sumó tres asistencias que le permitieron hacerse con el honorífico galardón. Fue también elegido mejor jugador joven del torneo.

Si Müller prolongó su idilio con las citas mundialistas, Cristiano también siguió con su gafe en éllas. Es la tercera Copa del Mundo en la que está presente y sus actuaciones siguen dejando indiferencia. Ante Alemania, apenas apareció. Un disparo cruzado en el minuto 7 con 0-0 que paró con problemas Neuer fue la jugada que pudo cambiar el destino del choque. Pero no fue así y las únicas noticias que se tuvo del jugador del Real Madrid de ahí al final fueron las continuas quejas hacia sus propios compañeros y las protestas al árbitro, especialmente en el minuto 75, en el que reclamó insistentemente un penalti. Müller, Cristiano y Pepe. Maneras antagónicas de empezar el evento futbolístico por excelencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon