Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Marcos Llorente, el rey del robo en la Liga

SPORTYOU SPORTYOU 01/10/2016 María Carbajo
Marcos Llorente, el rey del robo en la Liga © Getty Images Marcos Llorente, el rey del robo en la Liga

A Marcos Llorente el año lejos del nido le está sentando mejor que bien. El centrocampista made in Real Madrid es la pieza clave de la medular del Deportivo Alavés, el jugador que más balones recupera -y menos pierde- de la Liga y el cuarto de Europa. En su debut en Primera, Llorente suma ya 56 recuperaciones (9,3 por partido) frente a 47 pérdidas; es decir, 1,19 balones ganados por cada uno que se le escapa.

La rápida evolución del joven, de 21 años, es una gran noticia para su club de origen, que sin embargo le echa de menos. La baja de Casemiro -el único mediocentro de corte defensivo puro de la plantilla- está mermando la solidez en esa zona del campo. De no haber hecho las maletas rumbo a Vitoria, y aunque se trate de mera conjetura, Llorente sería en la actualidad la última rueda del engranaje de Zinedine Zidane que, con la ausencia del brasileño, ha hecho y deshecho el puzle del medio campo en los últimos compromisos sin terminar de dar con la tecla. Echa en falta el técnico madridista la figura del muro del medio campo, la fuerza de la contención, la recuperación y la solidez que tiene en 'Casi' -como él le llama- y no termina de cerrar el círculo a pesar de contar entre sus filas con algunos de los más productivos centrocampistas del mundo. Ninguno desempeña el papel de Casemiro.

"Estaba Marcos, que podría suplir perfectamente a 'Casi'. Pero luego consensuamos con el club que le vendría bien jugar 30 o 40 partidos este año", comentó Zidane en la rueda de prensa previa al empate del Madrid en Dortmund -el tercero consecutivo, y coincidente con las tres ausencias de Casemiro-. La política de la entidad blanca de dejar volar a sus mirlos para que cojan experiencia antes de regresar a casa tiene verdaderos casos de éxito, como el de Carvajal o el del emergente Asensio. Sin embargo, cuando tienes a un futbolista irremplazable y se lesiona, uno no puede evitar plantearse si se tomó la mejor decisión.

La opción de emergencia: reducir el tiempo de cesión

El Real Madrid trabaja en trazar una estrategia que le permita recuperarlo antes de junio de 2017, fecha en la que vence el acuerdo con el Alavés. Sin embargo, con la sanción de la FIFA y la prohibición de inscribir jugadores, la posibilidad de ofrecer dinero al Alavés está descartada. De ahí que se estudien otras vías para que ambos clubes salgan recompensados. Es lógico pensar que el Alavés, que no se ha pronunciado al respecto, no vea con buenos ojos acortar el préstamo cuando tiene entre sus filas al máximo recuperador de toda la Liga.

La recompensa de la Selección

El extraordinario papel de Marcos Llorente, dueño y señor del centro del campo del Alavés, le ha abierto las puertas de la Selección española Sub-21. Se trata de su primera convocatoria con la segunda categoría del combinado nacional, tras haber participado en niveles inferiores. Albert Celades lo tiene claro: "Su rendimiento es magnífico".

La cara B de su convocatoria la ha puesto el entrenador del conjunto vitoriano, Mauricio Pellegrino, que aunque se alegra por su futbolista ha señalado que los parones de selecciones nunca son buenos para los clubes.

Fútbol y éxito en sus venas

La última gran sensación de la cantera madridista es hijo de Paco Llorente (y por tanto, sobrino nieto de Paco Gento) y nieto de Ramón Grosso, nombres importantes que contribuyeron a escribir la historia del once veces campeón de Europa. Es en esa mágica mezcla de esfuerzo, trabajo y adn donde reside la ilusionante proyección del futbolista.

Un chaval que ha pasado casi de la noche a la mañana de ser promesa en Segunda B a ilusionar a toda una ciudad, destacar en una Liga de descomunal nivel competitivo, y hacer que en los despachos de Valdebebas alguno se pregunté por qué le dejaron marchar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon