Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Markel Bergara: "Que no nos den por muertos"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 07/05/2014 J.L. Lorenzo
© Image MundoDeportivo.com

A Markel Bergara aún le dura el cabreo por ese gol postrero de Ighalo que dejó a la Real sin dos puntos que le hubieran servido para igualar en ese quinto puesto con el Sevilla. Pero la Real, una vez más, dejó escapar una oportunidad de oro. Ahora llega el derbi, un partido siempre "especial", y el objetivo no es otro que el de ganar y dar continuidad a esa racha de tres victorias seguidas frente al Athletic.

¿Ya se ha recuperado del mazazo que supuso el tanto de Ighalo?

Está costando, ya no sólo por cómo llegó el gol, sino por la imagen que dio el equipo, sobre todo en un primer tiempo muy buena. Estuvimos cómodos, con chispa, con juego y por mala suerte no pudimos 'matar' el partido. Es verdad que los últimos minutos fueron un poco alocados y del posible 2-0 se pasó al empate a uno. Fue duro.

¿Qué se le pasó por la cabeza cuando vio que ese balón entraba?

Mi reacción fue pedir explicaciones al árbitro, porque creía que era fuera de juego. Su gol es una patata, le pega mal, pero va a la esquina y nos quedamos con cara de tontos porque que te metan en el 93 en una contra cuando tú has tenido en la jugada anterior la oportunidad de dar la puntilla, es algo para hacer autocrítica.

Por cierto, era fuera de juego...

Sí, pero no protestamos muchos. Estábamos todos en estado de 'shock' porque veíamos que se nos habían escapado dos puntos importantes. Es verdad que es fuera de juego, pero hay que asumir nuestra responsabilidad.

¿Por qué se escaparon esos dos puntos?

Es una jugada aislada, pero en la jugada anterior nos fuimos cinco jugadores al ataque. Nuestra idea era marcar el segundo para 'matar' el partido, pero en este caso, toda nuestra intención se vino en contra. Tenemos que asumir que no medimos bien los tiempos y vino el gol del Granada.

No es la primera vez que pasa...

Hemos conseguido en muchas ocasiones ponernos por delante, pero eso no ha servido para que ganáramos esos partidos. Frente al Granada teníamos todo de cara. Hicimos méritos más que suficientes para marcar ese segundo gol y terminar el partido. Ellos, con ese 2-0, hubieran bajado los brazos.

¿Puede hacer una fotografía de cómo estaba el vestuario?

Imagínate. Muy jodido. Una victoria hubiera significado pasar una eliminatoria, haber asegurado casi el sexto puesto y aspirar a ser quintos. Ahora seguimos estando en la pelea. El quinto puesto se queda a dos puntos y habrá que continuar. No queda otra.

¿Esa pelea, la de quedar quintos, es motivante para el vestuario?

Claro que es motivante. El equipo está muy motivado porque somos conscientes de que afrontar una temporada sabiendo ya que tienes una eliminatoria menos, es bueno para nosotros. Porque nunca son buenas y siempre son peligrosas. Asegurarte tu presencia directa en Europa siempre es positivo. En el primer tiempo, que es cuando más se demuestra que un equipo quiere algo, nosotros estuvimos muy bien. Es verdad que no pudimos sentenciar el partido, pero no fue por falta de ganas. Ellos peleaban por la salvación y a nosotros también se nos vio pelear. Generamos muchas ocasiones de gol, conseguimos contactar con los de adelante. A veces entra y otras, no. El lunes se veía que no quería entrar.

¿No le resulta desesperante haber perdido tantos puntos con los equipos de la zona de abajo?

A priori siempre eres favorito y tienes que tener más opciones de ganar, pero el Granada, por ejemplo, es un equipo que se está jugando el descenso.

¿Tiene la sensación de que la Real ha dejado escapar una bonita oportunidad para haber repetido lo de la temporada pasada?

Siendo realistas, nos hemos dejado muchos puntos en el camino, pero en este caso, el cuarto puesto este año ha estado muy caro. El Athletic, a día de hoy, tiene 68 puntos y el año pasado nosotros conseguimos 66 haciendo un año increíble. Este año, los números que está alcanzando el Athletic, aún estando nosotros muy bien, hubiera sido difícil, pero también soy consciente de que podíamos haber estado más cerca.

¿Le sorprende la temporada que ha hecho el Athletic?

Sinceramente, por lo que les he visto jugar, no. Es un equipo muy bien trabajado, todos van de la mano. Es un equipo con mucho potencial.

Y el domingo visitan en nuevo San Mamés...

Un partido especial. Sobre el papel, somos nosotros los que nos jugamos algo y ellos no, pero soy consciente de que esto no sirve de nada en estos partidos. Tienen muchas ganas de ganarnos porque acumulan tres derbis en los que no lo consiguen. Juegan en casa, están muy motivados, están con mucha moral. Pero nosotros estamos deseando seguir esa racha. Puede que sea más motivante para ellos acabar con esa racha.

El Athletic es cuarto y la Real, sexta. Derbi por todo lo alto, ¿no?

Para mí es un orgullo como vasco que soy. Eso quiere decir que aquí las cosas se están haciendo muy bien. Va a ser un partido de tú a tú y en el que espero que los tres puntos se vayan a Donostia.

¿Cuál puede ser la clave?

La efectividad. El Athletic, en su campo, es muy arrollador, está muy encima del rival, no te deja jugar, centra mucho y hace muchísimas ocasiones. Sabemos que en ciertas partes del partido nos van a arrollar. El objetivo es estar muy serios en esas fases, que seguro las van a a tener porque las tienen en todos los partidos.

Es que está terminando la Liga y no dejan de correr a lo largo de los 90 minutos....

Tienen un tipo de juego muy bien trabajado. Es una forma de juego que puede ser arriesgada, pero lo están haciendo muy bien, las cosas les están saliendo de manera óptima. Pero nosotros también tenemos nuestras condiciones. Tenemos virtudes que ellos no tienen y cada uno, con su forma de juego, ya veremos quién puede ganar. Ellos puede que sean los favoritos, pero que no nos den por muertos.

¿Qué significaría ganar en un campo en el que solo lo han hecho Atlético de Madrid y Espanyol?

Mucho. Eso habla muy bien del Athletic. Ganar allí es muy complicado. Siempre ha sido difícil ganar allí, pero este año están muy bien de juego y de moral. Pero repito que nosotros somos un equipo incómodo para el rival. Estoy convencido de que nos tienen respeto y espero que sea un partido bonito y rascar algo.

¿Qué significa para un txuri urdin ganar en el campo del eterno rival?

A nivel personal, de las cosas más bonitas para un aficionado de la Real. Desde que soy pequeño y seguidor de la Real, siempre he tenido ese pique sano y ganarle al Athletic siempre gusta. Me acuerdo del primero que jugué y sentía más nervios que de lo habitual por la trascendencia que tiene.

¿Ya se ha acostumbrado a que le tomen el pelo en Elgoibar?

(Risas) Hay más aficionados de la Real, pero muchos del Athletic. Son cosas de vivir en la frontera. Es algo bonito y a mí me gusta

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon