Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Martin Kaymer: El campeón tranquilo

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 17/06/2014 Raúl Andreu

Martin Kaymer. Nacido en Dusseldorf (Alemania). Compatriota y amigo del ídolo Bernhard Langer. Campeón en un playoff del US PGA en 2010. Ex nº 1 mundial. Junto a Seve Ballesteros, Ernie Els, Tiger Woods y Rory McIlroy, únicos jugadores en pescar 'salmones' y ser líderes del ranking mundial (desde 1986) con menos de 30 años. Héroe de la última Ryder Cup ('Milagro de Medinah'). Ganador hace un mes del prestigioso TPC.

El domingo, con 29 años, 5 meses y 18 días, ganó su segundo Grand Slam, el Open USA, siendo el primer golfista que hace el doblete en Sawgrass y el Abierto estadounidense el mismo año. Sólo siete jugadores (8 veces) en la historia de los 'grandes' han conquistado el US Open siendo líderes de principio a fin y en solitario: Walter Hagen (1914), James Barnes (1921), Ben Hogan (1953), Tony Jacklin (1970), Tiger Woods (2000 y 2002), Rory McIlroy (2012) y ahora este atleta frío, calculador, metódico, cuadriculado y poco hablador. Un campeón tranquilo.

Kaymer, con sólo un green a tres putts en el duro test del Pinehurst nº 2, provocó frases de elogio de todos sus rivales: "Nadie pudo cazarle esta semana. Todos jugamos para ser segundos" (Compton). "Martin ha jugado su propio torneo" (Fowler). "Mató el Open los dos primeros días con tarjetas de 65 golpes que dejaron al resto en el polvo" (Stenson). "Aún me pregunto cómo lo ha hecho. Impresiona más que lo mío en el Congressional" (McIlroy).

"Ganar el primer 'major' es muy especial, pero ganar el segundo significa mucho más. Mis amigos bromeaban porque sólo tenía un 'grande', espero que esto que ven aquí les sirva para que dejen de reírse de mí", afirmó Kaymer. Hace seis semanas era el 63 del mundo. Desde ayer, el 11º. En febrero de 2011 lideró dicho ranking. Luego, la travesía del desierto.

"Creo que los problemas que tuve en mi juego a partir de 2011, justo después de ganar el PGA en Whistling Straits (en un playoff a BubbaWatson) y ser número uno mundial, se debió a una combinación de dos factores: a los cambios técnicos que llevé a cabo en mi swing y a la atención mediática", detalló Martin a la prensa.

"Sabía que me iba a llevar algún tiempo adaptarme a los ajustes técnicos que estaba haciendo, pero la atención mediática me sobrepasó. Era joven y siempre me preguntaban por lo mismo: '¿Por qué haces cambios si has ganado el PGA y has sido el número uno?'. Una y otra vez la misma pregunta. Era muy duro para mí. Además, entonces no estaba acostumbrado a hablar con la prensa y me costaba mucho, trataba de responder cosas que fueran interesantes, fue un proceso largo y duro. Ahora ya lo he superado. Hablo con ellos como si estuviéramos de charla, tranquilo, como soy, tratando de explicar bien lo que siento y pienso", reflexionó a continuación.

Y concluyó con un ilustrativo "ser líder desde el primer día es tremendamente cansado. Además de mantener la posición tienes que responder cada día a un montón de preguntas. Acabas exhausto. Si pudiera elegir, preferiría tomar la cabeza del torneo el tercer día y así hablaría sólo una vez".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon