Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mascherano, del calentón al subidón

SPORTYOU SPORTYOU 14/10/2016 Marc Fuster
Mascherano, del calentón al subidón © Getty Images Mascherano, del calentón al subidón

El camino para alcanzar la renovación de Javier Mascherano no ha sido fácil. El argentino se planteó su salida del Barcelona para buscar su último gran contrato, pero finalmente estampará su firma en el contrato que le atará al club azulgrana hasta el 30 de junio de 2019.

A sus 32 años, es uno de los líderes del vestuario. Tanto es así que Luis Enrique llegó a pedir su renovación, pues le consideraba uno de sus reflejos en el campo. Así se expresó en la primera rueda de prensa de la presente temporada sobre 'El Jefecito': "Hemos hablado con él y espero que siga. Es un futbolista vital para nosotros por todo lo que nos da. Insisto en que se va a quedar aquí porque todos queremos que renueve. Me consta que así va a ser y que va a continuar con nosotros".

Pero lo cierto es que el jugador estuvo muy cerca de salir del Barcelona. Mascherano repitió una y otra vez que no se sentía valorado. Además, una de las situaciones que más han incomodado al jugador desde su llegada a la plantilla azulgrana en 2010 es el hecho de jugar como central. Desde que Pep Guardiola le reconvirtió al eje de la zaga tras la aparición de Sergio Busquets como medio centro, el argentino ha sido un fijo en esa posición y, pese a rendir a gran nivel, siempre ha mostrado su desagrado: "Hay un punto oscuro, los mejores años de mi carrera no los jugué en la posición que siempre quise jugar, los que me conocen lo saben, para lograr cosas hay que dejar otras de lado".

El no sentirse valorado y el handicap de su posición provocaron que Mascherano dejara seducirse por los cantos de sirena procedentes de Turín. La Juventus quería reclutarle junto a Dani Alves y, de no ser por la presión de 'Lucho' y de Robert Fernández así como por el aumento de salario que pedía, ahora el argentino podría estar jugando a las órdenes de Massimiliano Allegri.

El próximo lunes hará la rúbrica que le unirá al Barça hasta los 35 años. Hasta el momento, el jugador suma 17 títulos entre los que destacan cuatro Ligas y dos Champions y está a solo once encuentros de cumplir los 300 partidos con la camiseta azulgrana.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon