Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Masip, el portero en la sombra

SPORTYOU SPORTYOU 26/10/2016 Marc Fuster
Masip, el portero en la sombra © Getty Images Masip, el portero en la sombra

Cuatro partidos en casi dos años y medio. O lo que es lo mismo: 360 minutos. Es lo que ha jugado Jordi Masip en competición oficial desde que pasó del filial del FC Barcelona al primer equipo. Luis Enrique solo cuenta con él para la primera ronda de la Copa del Rey ante equipos de Segunda División B. A sus 27 años, siempre es uno de los descartes del entrenador.

Pese a que Luis Enrique ha repetido una y otra vez que tiene tres grandes porteros y que cuenta con ellos, la realidad es que uno se mantiene en la sombra. La rivalidad entre Claudio Bravo y Marc-André Ter Stegen durante las dos primeras temporadas de Luis Enrique en el cargo cerraron a Masip la mínima opción de jugar. Hasta el momento, sus únicas oportunidades han llegado frente a Huesca y Villanovense en dieciseisavos de final de la Copa del Rey y ante el Deportivo de la Coruña en la última jornada de la Liga 2014/15, ya ganada por aquel entonces.

Masip, canterano del Barça desde los 15 años, no tuvo continuidad en el filial hasta la temporada 2012-13. Entonces, una lesión de Oier Olazábal le permitió disputar 21 partidos a las órdenes de Eusebio Sacristán. El Barça B acabó tercero e igualó así la mejor clasificación histórica de un filial en Segunda División, éxito que ostentaba Luis Enrique con el mismo equipo. En aquel conjunto también estaban Rafinha y Sergi Roberto, así como Sergi Gómez, Marc Muniesa o Sergio Araujo.

Al año siguiente, Masip disputó 34 encuentros. Le llegó entonces el momento de cambiar de aires o dar el salto al primer equipo. Pese a recibir muchas ofertas de equipos de la Liga, prefirió firmar por tres campañas más con el Barcelona, contrato que acabará el próximo mes de junio. Ahora, sin oportunidades, el Barça no se plantea renovarle y se irá libre a final de temporada. Una de sus últimas actuaciones como azulgrana ha podido ser la Supercopa de Cataluña ante el Espanyol. El guardameta ha disputado el partido entero y no ha podido evitar un buen gol de Felipe Caicedo. Al finalizar, el propio jugador valoraba su situación: "Entreno con los mejores y tengo que estar preparado para jugar en cualquier momento. Estoy acostumbrado a estas cosas en los últimos tiempos estas cosas no las controlo yo. Luis Enrique habla con todos y está claro que no todos podemos jugar y menos de portero; a alguien le toca jugar ese papel", ha asegurado.

Masip apostó fuerte por seguir en el club que le había dado la oportunidad de convertirse en futbolista de máximo nivel y la apuesta no salió como esperaba. A sus 27 años, continúa siendo el portero en la sombra.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon