Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Me voy muy triste, pero con la cabeza muy alta"

Marca Marca 01/05/2014 marca.com
Túñez deja el Celta al no contar para Luis Enrique © Túñez deja el Celta al no contar para Luis Enrique Túñez deja el Celta al no contar para Luis Enrique

"Duele irse, pero así es la vida". Andrés Túñez definió así su situación en el Celta desde la llegada al banquillo de Luis Enrique y su decisión de rescindir el contrato con el que fue su club durante los últimos años. El central santiagués se despidió en la tarde de ayer de los que fueron sus compañeros de vestuario antes de emprender una nueva etapa en el exótico fútbol tailandés.

Lejos de arremeter contra el técnico gijonés, la postura de Túñez no pudo ser más caballerosa hacia su verdugo deportivo: "Se han dicho muchas cosas que no son ciertas. No tuve problemas personales con Luis Enrique y lo único que pasó es que él decidió que no iba a contar conmigo. Y como fue muy claro conmigo, es algo que agradecí en su momento".

No se arrepiente
Ni siquiera el hecho de que otros compañeros como Orellana lograran revertir su situación le hizo cambiar de opinión con respecto a este asunto. El central lo tiene bastante claro y no se arrepiente de su decisión: "Yo pienso en mi felicidad y, aunque a Fabián le salió bien su apuesta de quedarse, igual yo no hubiese jugado ni un minuto. Nunca se sabe".

De Túñez siempre se dijo que era un futbolista que no se entrenaba bien durante la semana, pero que luego sabía crecerse en la competición oficial: "Es cierto que con los otros entrenadores que tuve también me costó hacerme con la titularidad, pero aún sin jugar, todos ellos siempre me dejaron la puerta abierta. Esto no sucedió este año y por eso decidí irme".

También explicó cómo se sentía. Lógicamente, se trata de alguien muy vinculado al club, por lo que todo esto no es fácil para él: "Me voy con mucha tristeza, pero al mismo tiempo con la cabeza muy alta por haber pertenecido a este club. Siempre seré celtista, allá dónde me encuentre".

A modo de balance tras cerrar su etapa en Vigo, el defensa central recordó sus dos momentos más felices vistiendo la camiseta celeste. "Cuando logramos el ascenso a Primera división, así como la permanencia que alcanzamos el año pasado cuando casi nadie apostaba por el Celta. Haber formado parte de esos dos equipos es una suerte, al igual que haber contado siempre con el incondicional apoyo de la afición, tanto en los buenos como en los malos momentos. Puedo asegurar que en el Celta cumplí todos mis sueños", señaló Túñez, orgulloso de haber pertenecido a este equipo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon