Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Memoria

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 16/06/2014 Sergi Solé

"Me gustaría tener el disparo de Roberto Carlos, la fuerza de Cristiano, el centro de Figo y la garra de Raúl". Esto es lo que decía Cesc en una entrevista al diario As el 5 de enero de 2008 junto a una imagen suya sonriendo mientras cogía con las manos un fotomontaje en el que le vistieron con la camiseta del Madrid. Y había más. "¿Entre el Barça y el Madrid? Mi familia es del Barça, pero sé que soy un jugador de fútbol y lo tengo más claro que el agua", respondió cuando su ex club estaba lejos de la excelencia alcanzada un año después con Guardiola. Aquellos coqueteos con el Madrid dolieron en el Camp Nou. La afición del Barça tiene memoria, precisamente la que no debe tener Cesc al rendirse ante la llamada de Mourinho, alguien al que un buen culé y ex pupilo de Tito podría atender por educación pero nunca abrazarse a él.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon