Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mercedes amenaza el récord de McLaren de 1988

Marca Marca 20/04/2014 marca.com

Cuatro poles y cuatro victorias de Mercedes en 2014 liderando todas las vueltas. Con el triunfo de Lewis Hamilton en Shanghái, sigue el pleno alemán, una situación que se ha vivido con Schumacher en Ferrari (2004) o Nigel Mansell y su Williams (1992) pero ambos corrían solos en sus equipos. El último coche dominante que derivó en batalla libre entre sus pilotos, situación calcada a la actual, corrió en 1988 con dos pilotos como Ayrton Senna y Alain Prost y fue el portentoso McLaren-Honda MP4/4.

Era tan aplastante el monoplaza que ganaron 15 de las 16 carreras en liza. Nada más probarlo en pretemporada, Prost le dijo a Ron Dennis que no le cabía duda que serían campeones. ¿Se puede repetir este año lo mismo con Mercedes? Los más veteranos del paddock, los que ya estaban allí en 1988, creen que al menos uno de los dos se va a llevar la corona en 2014, apostando más por Lewis Hamilton que por Nico Rosberg.

Aunque no descartan del todo, no ven tan claro que vayan a ganar todas las carreras (19), o hacer un 18 de 19. Unos porque creen que Red Bull dará algún susto, otros porque las mecánicas siguen siendo inestables.

El caso es que los paralelismos son innegables con aquella temporada, que lejos de ser un tostón, dio con meses de emoción por la pelea de gallos y el odio que se profesaban aquellos dos pilotos geniales que dividieron a la prensa y a los aficionados. Este año hemos visto algo similar en Bahréin, con Rosberg y Hamilton peleando a brazo partido. Fue uno de los mejores momentos en varios meses de F1.

El motor entonces era un V6 con turbo, como el de ahora, y de hecho fue la última temporada que se permitieron los turbo, mientras que ahora es la primera en la que regresan. Tenía una motricidad espléndida, vital para los turbo como ahora goza el Mercedes, una soberbia suspensión trasera y generaba una gran carga aerodinámica.

Senna y Prost ganaron 15 de las 16 carreras de ese año © Senna y Prost ganaron 15 de las 16 carreras de ese año Senna y Prost ganaron 15 de las 16 carreras de ese año

Senna, del que curiosamente se cumplen 20 años de su muerte el 1 de mayo, logró 13 poles y ganó 8 carreras por las 2 poles y 7 triunfos de Prost. Hicieron 15 dobletes y apenas dejaron de liderar 27 vueltas de las 1.030 que se disputaron ¿Y cuál no ganaron? Fue la de Monza. la primera carrera tras la muerte de Enzo Ferrari un mes antes.

En Monza, pincharon
Prost sufrió la primera avería del año en su motor a mitad de carrera y Senna, que marchaba primero con medio minuto sobre los Ferrari, tuvo la fatalidad de tocarse en la penúltima vuelta con el doblado Jean-Louis Schlesser, en una maniobra absurda del galo. Era el reserva del reserva de Williams, solo corrió esa carrera con 35 años.

Monza explotó de júbilo con un doblete de Ferrari inesperado. No faltaron explicaciones divinas ni giros del destino. Il Commendatore, desde el cielo decían, había evitado que McLaren lograra el imposible. Veremos que intervención, divina o humana, evita que los dos Mercedes arrasen este año como entonces.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon