Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mercedes decepciona y Vettel se aprovecha

SPORTYOU SPORTYOU 19/09/2015

Sebastian Vettel. © Sportyou Sebastian Vettel. La Clasificación del GP de Singapur era esperada con muchas ganas por los aficionados a la F1 por dos motivos: el primero, para descubrir si Red Bull y Ferrari podrían poner contra las cuerdas a Mercedes en un circuito más de chasis y aerodinámica que de motor. Y segundo, para ver si McLaren, tras tanto prometer sobre su rendimiento en este circuito, estaría a la altura de lo esperado tras un año decepcionante en general.

La Q1 tenía que juzgar si McLaren salía del abismo en el que se metió en las dos últimas carreras, Spa y Monza, donde sólo pudo competir con los Manor y poco más. Y la realidad en Singapur ha cambiado bastante, fruto de un trazado sinuoso en el que la potencia no importa tanto. Las manos de Fernando Alonso han hecho el resto en un circuito en el que ha ganado dos veces. Se clasificaba 11º, sacando casi 3 décimas a su compañero Jenson Button.

Pero la verdadera sorpresa estaba en ver a los Mercedes sufrir, necesitando de los neumáticos superblandos para poder auparse a las primeras posiciones, con Lewis Hamilton 2º y Nico Rosberg 5º. Daniil Kvyat, con el Red Bull pegaba la sorpresa, poniéndose 1º. Sebastian Vettel, 3º, confirmaba que Ferrari podía plantar batalla en este trazado. Sainz, mientras tanto, lograba una 7ª posición, batiendo a Max Verstappen, 9º.

La Q2 tenía que servirnos para saber si Sainz podía confirmar lo hecho en los libres 3, en los que con su 8ª posición se había metido entre los aspirantes a puntuar y conseguir un gran resultado. Pero un toque contra el muro lo dejó sin opciones. Los McLaren no pudieron progresar más allá de la 12ª posición de Alonso, perjudicado en parte por la bandera amarilla provocada por Sainz. No cumplía con lo que se vio en los libres pero sí en opciones de lograr en la carrera unos valiosos puntos para McLaren.

Pero la mayor sorpresa estaba arriba, con Vettel, Kvyat, Kimi Räikkönen, Daniel Ricciardo y Max Verstappen copando las 5 primeras posiciones de la Q2. Hamilton y Rosberg no podían pasar de la 6ª y la 7ª plaza, dejando las sospechas en el aire de que el cambio de gomas y presiones en los Pirelli puede haberlos perjudicado más que al resto. Quedaba la Q3 para salir de dudas. La Q3 tenía que decirnos quien se hacía con la pole y si Vettel, Ferrari y los Red Bull podían batir definitivamente a los Mercedes. Mucho en juego.

Los muros, más cerca que nunca, podían jugar su papel. El primer intento veía a Vettel, Ricciardo, Räikkönen y Kvyat en las 4 primeras posiciones, con Rosberg 5º y Hamilton sin salir. El inglés se lo jugaba a una única carta, muestra de que no estaban cómodos y no las tenía todas consigo. El letargo de los Mercedes resultaba difícil de creer. Pero no despertaron. Vettel se imponía sacando una sideral distancia de 1,5 seg. a los Mercedes, dejando 5º a Hamilton que se quedaba sin batir el record de Senna de poles consecutivas.

El 6º de Rosberg confirmaba el mal estado de forma de Mercedes en este circuito y la repentina mejoría de Ferrari y Red Bull en una pista que no depende tanto de la potencia. ¿Cuestión de Pirelli o cuestión del trazado? En próximas carreras se verá, pero mañana Ferrari y Red Bull tienen una buena ocasión para sumar una victoria.

En Singapur, en todo caso, un domingo puede pasar de todo. Toca rematar. Con esta pole, Vettel consiguió igualar a Lewis Hamilton y ambos pilotos han conseguido ya tres poles en este circuito. Ésta ha sido su pole número 46 y no conseguía ser el más rápido en una clasificación desde el GP de Brasil de 2013 con Red Bull. Peores noticias para Hamilton que ha roto su racha de poles consecutivas y, con 7, se ha quedado a sólo una del récord de Ayrton Senna que consiguió entre los GP de España de 1988 y de Estados Unidos de 1989. Mercedes también se ha quedado a las puertas de igualar un récord, concretamente el récord de 24 poles consecutivas de Williams.

Mercedes se ha quedado en 23 consecutivas y desde el GP de Austria es la primera vez que vemos una primera línea de parrilla sin ningún Mercedes. Ferrari se proclama, al menos de momento, como la escudería que más poles ha obtenido en este trazado con tres y es la primera que consigue el equipo italiano desde la que obtuvo Fernando Alonso en el GP de Alemania de 2012 y, casualmente, en aquella ocasión Sebastian Vettel estuvo presente en la primera línea de parrilla.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon