Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Messi condena a Osasuna

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 10/12/2016
Messi condena a Osasuna © Getty Images Messi condena a Osasuna

El Barça no falló en Pamplona. Aunque desperdició numerosas ocasiones en la primera parte, el equipo de Luis Enrique afinó la puntería en la segunda, antes de que fuera demasiado tarde, y con la calidad de sus delanteros desatascó un partido que siempre tuvo controlado, aunque no exento de sustos.

Osasuna esperó al Barça en su campo, combativo pero cauto. El Barça, sobre cuyo estilo se ha debatido estos días, asumió que le tocaba mandar y tocar, como en los mejores tiempos. Ayudó el regreso de Iniesta al once tras su segunda parte luminosa contra el Real Madrid. Como acompañante, Luis Enrique insistió con André Gomes en lugar de Rakitic, que no vive sus mejores momentos como azulgrana. Arriba, Arda Turan cubrió la ausencia de Neymar por sanción.

La primera parte fue una sucesión de oportunidades, desde muy pronto. A los 8 minutos, un toque sutil de Messi dejó a Luis Suárez solo ante Nauzet, aunque con poco ángulo. Poco después, el uruguayo se buscó la vida para darse media vuelta en el área y chutar al palo. Nauzet salvó dos ocasiones mano a mano con Messi. El gol parecía sólo cuestión de tiempo.

La primera ocasión de Osasuna no llegó hasta la media hora, con un balón de De las Cuevas al segundo palo al que no llegó Oriol Riera por centímetros, rebasado ya Ter Stegen. Sólo entonces pareció que el temporal azulgrana había amainado un poco para los locales, aunque antes del descanso también pudo marcar Iniesta al enganchar un rechace desde la frontal.

En su segunda ocasión, Osasuna estuvo aún más cerca. Sergio León trató de superar a Ter Stegen con una vaselina. Y lo hizo, pero el balón se estrelló en el poste ante la atenta mirada del portero alemán. Cuando empezaba a tomar cuerpo la posibilidad de que al Barcelona se le torciera la mañana, una jugada eléctrica entre Messi, Jordi Alba y Luis Suárez abrió al fin la lata. Sólo unos minutos después, otra combinación en el área rojilla también con Alba y Messi acabó con un remate a la red del argentino, que cerró el partido con casi 20 minutos por delante. En el descuento, con espacios, Messi firmó su doblete.

El partido en imágenes

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon