Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Messi pone fecha a su salida del Barça

El Economista El Economista 11/07/2016
El argentino consideraría un agravio la protección a Neymar en sus causas judiciales. © Reuters El argentino consideraría un agravio la protección a Neymar en sus causas judiciales.

Leo Messi está viviendo con cierto desconcierto los últimos días. Su condena a 21 meses de cárcel (también a su padre) por defraudar a Hacienda 4,1 millones de euros ha dejado al futbolista tocado. Bastante tocado. Y entre sus sentimientos ha crecido notablemente el de la desconfianza.

Messi ya no se fía de nadie más que de su familia, de los más cercanos. Ni siquiera del Barça, al que acusa de no haberle dado el mismo apoyo que ha tenido, por ejemplo, Neymar en el caso que también ha sentado al brasileño en el banco de los acusados.

Es por eso que el '10' empieza a plantearse cambios en su vida. El jugador está empezando a meditar que lo mejor sería no renovar su contrato con los culés y marcharse lejos de la Ciudad Condal.

Cuenta la Cadena Cope que ésta no sería una despedida inmediata, sino dentro de dos años, cuando, en 2018 acabe su vínculo con los culés. Sería entonces cuando, sin ataduras, libre, pudiera firmar por el equipo que quisiera y hacerlo, además, por una sugerente cantidad económica, mayor que la actual toda vez que su nuevo equipo no debería abonar cláusula o traspaso alguno.

PSG, Chelsea, Manchester United, Manchester City y (quién sabe) Real Madrid ya se frotan las manos ante esta posibilidad.

Todos contra Messi

Messi cree que en todo esta asunto de Hacienda ha habido una campaña orquestada en su contra, que se han cebado contra él más de lo que lo habrían hecho contra cualquier otro ciudadano y que lo han hecho precisamente por ser él, por ser Messi.

Y en este panorama el club ha guardado silencio hasta que ya era muy tarde. Sí, ha habido algunas manifestaciones, como la campaña 'Todos somos Messi' que lanzó el club ayer más a la desesperada tras saber que su estrella estaba decepcionado que por convicción real.

MÁS EN MSN

-Messi exige su octava renovación

-Campaña del Barça en defensa de Messi

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon