Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Messi y Riazor, la combinación perfecta

SPORTYOU SPORTYOU 20/04/2016 Marc Fuster
Messi y Riazor, la combinación perfecta © Getty Images Messi y Riazor, la combinación perfecta

Leo Messi no atraviesa por su mejor momento de la temporada. Pese a su gol el último partido ante el Valencia, el pobre balance del Barça coincide precisamente con unos números impropios para el argentino y, en general, para todo el tridente de la MSN. Messi solo lleva un tanto en los últimos seis encuentros y no marca como visitante desde el 6 de marzo ante el Eibar. El Barça le necesita al máximo para afrontar este tramo decisivo de la temporada, después de ver cómo Atlético y Real Madrid le recortaban nueve y once puntos respectivamente en este último mes.

Pese a una racha muy mala para los azulgrana, si hay un jugador en quien pueden confiar el Barça, y en especial Luis Enrique, que vive uno de sus peores momentos al frente del equipo, es Messi. El '10' suma 23 tantos en Liga (tres menos que Luis Suárez y 8 menos que Cristiano Ronaldo) y dejó destellos de su mejor versión durante el partido ante el Valencia, pero el balón entró solo una vez. Ese tanto le sirvió para firmar su gol 500 en todas las competiciones, pero no para conseguir unos puntos vitales para su equipo.

Festival de goles en Riazor

La mejor manera de recuperar sus sensaciones será marcando y ya sabe lo que es hacerlo en A Coruña. Messi se convierte en una arma letal cuando pisa el césped de Riazor. En sus últimas cuatro visitas ha anotado diez goles: dos 'hat-tricks' y dos dobletes. Esos goles han servido para que el Barça se llevara el gato al agua ya que en dos de las cuatro veces, sus tantos marcaron la diferencia en el partido -doblete en el 1-3 de la temporada 2009-10 y hat-trick en el 4-5 de la temporada 2012-13. 

Sin duda, el Barça necesita de su magia para romper la mala racha, ya que no conoce la victoria en Liga desde hace cuatro encuentros. Otro tropiezo podría suponer perder la ventaja de depender de sí mismos e incluso de verse superados en la Liga por sus dos rivales de Madrid. Y esta situación, unida a la eliminación en la Champions League, haría que el equipo se asomara a un peligroso abismo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon