Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Miami Heat presiona a Chris Bosh para que no juegue más

BASKET4US BASKET4US 29/02/2016 Redacción Basket4us.com
Miami Heat presiona a Chris Bosh para que no juegue más © Getty Images Miami Heat presiona a Chris Bosh para que no juegue más

Chris Bosh, uno de los jugadores más importantes de Miami Heat, quienes han tenido un ascenso increíble por cuenta de los resultados obtenidos tras las pausa por el All-Star Weekend a inicios de febrero, atraviesa un momento complicado por cuenta de algunas molestias físicas que no le han permitido tener continuidad e incluso se ha especulado con que podría haber llegado el fin de su participación en esta campaña por cuenta de esto.

De acuerdo a The vertical y el periodista Adrian Wojnarowski, el Heat estarían instando a Bosh para ausentarse el resto de esta temporada y ocuparse de la recurrencia de los coágulos de sangre que terminaron prematuramente su campaña 2014-15, poniendo por delante los intereses personales del jugador antes que los del equipo.

Bosh tiene una reunión prevista en las próximas horas con varios especialistas, incluyendo el propietario del equipo de Mickey Arison y el presidente Pat Riley, para tomar una determinación final sobre su condición, según se conoció.

Hace poco, Michael Wallace de ESPN.com aseguró que el presidente del equipo, Pat Riley, confirmó que Bosh sigue buscando evaluaciones médicas para su condición, que amenaza con dejarlo fuera en esta temporada: "Ellos continúan buscando y explorando opciones".

"Esa es probablemente la mejor manera de tratarlo. No voy a comentar más en este momento", expresó el dirigente que prefirió no especular sobre un posible regreso a las canchas del jugador dejando claro que él no es doctor y que prefiere no comentar sobre eso, a pesar del optimismo que hay sobre el caso.

El jugador de 31 años podría perderse la segunda mitad de la temporada como sucedió la pasada campaña, donde se perdió los últimos 30 partidos de el Heat después de que se descubrió que un coágulo de sangre había llegado a sus pulmones. En ese momento fue hospitalizado una semana después de participar en el Juego de Estrellas en Nueva York en 2015 y hasta el final de ese curso el jugador no pudo volver a jugar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon