Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Michael Schumacher despierta del coma inducido

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 16/06/2014 Joan Justribó

Michael Schumacher, casi seis meses después de su gravísimo accidente de esquí en Meribel, ha salido del coma, según anunció la portavoz de la familia, Sabine Kehm, y abandonó ayer el hospital de Grenoble en el que se encontraba ingresado desde el 29 de diciembre para ser trasladado al Hospital Universitario del cantón de Vaud en Lausana, Suiza, donde proseguirá con una recuperación que va a ser "larga", según su entorno familiar.

La discreción que ha marcado el perfil informativo sobre la evolución del siete veces campeón de Fórmula Uno se mantuvo ayer a la hora de ofrecer las mejores noticias desde que Schumacher cayó mientras esquiaba en los Alpes franceses en compañía de su hijo.

Buenas noticias pero escasos detalles, quedando claro que el deseo de privacidad de la familia Schumacher no cambiará en esta nueva etapa de la evolución del 'Kaiser', ya fuera del coma. "Michael ha abandonado la sala de cuidados intensivos de Grenoble a fin de continuar con su larga fase de readaptación. Ya no está en coma", rezaba el lacónico comunicado firmado por Kehm.

Ningún detalle más sobre las capacidades actuales del piloto, de 45 años, ni información sobre si ha sido capaz de reconocer a sus allegados o el alcance de las lesiones cerebrales que sufrió. Kehm confirmó en abril que el ex piloto ya mostraba pequeños indicios "de conciencia y despertar", pero desde entonces no había vuelto a haber información oficial.

Ayer por la mañana, una unidad médica especializada transportó a Schumacher al hospital universitario de Vaud, uno de los más reputados y elitistas del mundo en la recuperación de lesiones neurológicas. "Su familia está con él, en un espacio adaptado para preservar su intimidad", explicó la portavoz de Schumacher.

"Rogamos comprendan que la rehabilitación se llevará a cabo al margen de la opinión pública", decía en el mismo comunicado en el que la familia agradecía el trato ofrecido por los médicos y enfermeras del hospital en el que Michael ha pasado casi seis meses.

El hospital universitario de Vaud está a poco más de 30 kilómetros del hogar de los Schumacher, situado en Gland, un pequeño pueblo entre Ginebra y Lausana. Se desconoce cuánto durará su ingreso en este centro, pero se aventura una fase muy larga de recuperación, que según algunos especialistas podría alcanzar los tres años.

Schumacher fue llevado a un coma inducido para controlar la gravedad de sus lesiones y el 30 de enero, un mes después de su accidente, comenzó un largo proceso de despertar, consistente en una dismunición progresiva de la sedación.

¿Recuperación total?

Ante la escasa información oficial, los pronósticos sobre su recuperación están quedando en manos de expertos consultados por los medios, pero ajenos al equipo médico que atiende a Schumacher y, por tanto, sin información de primera mano. Uno de ellos, Tipu Aziz, profesor de neurocirugía en la universidad de Oxford, advirtió ayer a Associated Press que "el traslado significa que tiene capacidad para respirar por sí mismo y algunas funciones corporales. Si ha tenido lesiones cerebrales, va a haber algunas funciones deterioradas que requieren una rehabilitación, cosas como el habla o la capacidad de tragar. Le llevará tiempo, pero era un atleta y eso ayuda".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon