Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mientras hay vida, hay esperanza

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 22/04/2014 Julio Salinas

El del Athletic era un partido difícil y complicado, primero por el rival, pues los de Ernesto Valverde no sólo se están jugando una plaza de Champions, sino también por sus características: son un equipo correoso, que lucha y con velocidad. Segundo, porque el Barça llegaba de acumular tres derrotas dolorosas tras despedirse de la Champions, dejar el liderato en la Liga y perder la final de la Copa. El del Athletic era un examen en todos los sentidos, más con la multitud de lesiones que acumula el equipo. Nadie se borró, al contrario, y el equipo demostró que tiene casta, con remontada incluida. Este es el punto más positivo de la jornada. También hay que aplaudir la reacción del público, que ayudó al equipo en una situación complicada. Pese a que muchos estaban fuera, los que se dieron cita en el Estadi respondieron con nota.

Se ganó al Athletic pero la Liga sigue estando complicada. Depender de dos equipos es complicado. Eso sí, mientras hay vida, hay esperanza, así que lo que le toca al Barça es ganar estos cuatro partidos que le restan, y esperar a que fallen los otros.

Hacía muchos años que no se daba un desenlace como el actual, y me recuerda a los partidos de antes, en los que los grandes pueden perder cualquier partido. Al Atlético también le está costando ganar lo suyo, muchos triunfos son gracias a goles de falta o córner. Pese a que la situación es difícil, pienso que el Barça tiene una ligera ventaja, sólo juega cuatro partidos, mientras que Atlético tiene seis partidos y el Madrid siete -si contamos el aplazado con el Valladolid y las semifinales ante el Bayern-, dos de ellos con muchísimo desgaste. Ahora sólo toca esperar y obligarse a ganar los cuatro partidos, pues los dos rivales pueden verse afectados por la Champions y sería imperdonable que los otros fallasen y el Barça no cumpliera con la victoria con estos cuatro partidos.

Nosotros vivimos tres veces una situación como ésta, dos Ligas con el Tenerife y una con el Deportivo en la última jornada, y es el ejemplo más claro de que el equipo tiene que estar obligado a dar la cara hasta el último día.

Lo que no me gusta es que se aplace el partido entre el Valladolid y el Madrid, no sólo por el Madrid, sino porque creo que el Valladolid sale beneficiado a la hora de afrontar ese partido después de conocer los resultados de sus rivales. Lo mismo diría si hubiera sido el Barça al que le hubiera tocado descansar. Creo que así se adultera la competición.

La lista de altas y bajas, tras el final de la Liga

Entiendo que tanto la afición como la prensa tengan ganas de conocer los detalles de la remodelación de la plantilla que anunció esta semana pasada el presidente Josep Maria Bartomeu. Sin embargo, y desde mi modesta opinión, pediría tanto a los culés como a los medios que aguarden al final de temporada para hablar de las altas y las bajas. Ahora toda la energía debe ir dirigida a ganar estos cuatro partidos. No ayuda en nada a los jugadores que empiecen a salir sus nombres o los de posibles refuerzos cuando aún tienen opciones reales de conquistar el título. Los responsables de confeccionar la plantilla son los que ya están trabajando en ello.

El buen fútbol tiene su recompensa

El Rayo Vallecano y el Celta tienen asegurada su presencia en Primera División para la próxima temporada. Después de muchos meses de sufrimiento y de verse muy cerca del abismo, los equipos han visto su recompensa al buen fútbol que practican. Pese a verse en el pozo durante muchos meses, ni Luis Enrique ni Paco Jémez renegaron de sus ideas y, a base de trabajo y constancia, lograron que sus futbolistas entendieran su filosofía que, a la postre, les ha llevado a la salvación. Sinceramente, me alegro mucho de que tanto el Rayo como el Celta se hayan ya salvado por su apuesta firme y decidida por el buen fútbol y, más, cuando los recursos económicos son pocos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon