Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Migajas para Isco

El Economista El Economista 10/10/2016
Isco, en el partido ante Albania. © EFE Isco, en el partido ante Albania.

Isco Alarcón regresó a la Selección después de una controvertida convocatoria por parte de seleccionador Julen Lopetegui, que fue sincero y admitió su gusto personal por el mediapunta. A pesar de las palabras del técnico, el malagueño apenas ha pasado de puntillas en estos dos partidos de 'La Roja'.

El papel residual que el centrocampista ha tenido hasta este momento en el Real Madrid también se dio en el combinado nacional: Isco solo ha disputado un cuarto de hora, en un duelo con todo ya decidido. Fue ante Albania, sustituyendo a Andrés Iniesta. Una participación testimonial.

Lopetegui prefirió ejecutar otro tipo de movimientos antes. En Shkoder, movió el extremo, con la entrada de Nolito por Vitolo, movimiento que fue exitoso. En Turín, contra Italia, (hechos un cambio por lesión de Jordi Alba y otro en la delantera), optó por Thiago Alcántara, que después fue titular en Albania.

No bastaron las preferencias de Lopetegui, expresadas en rueda de prensa. La realidad, una vez más, se impuso y el número de minutos disputados fuera de 'La Roja'. Ante jugadores titulares en sus equipos y en un gran estado de forma (los Inieste, Koke, Silva, Busquets, Thiago...), el andaluz no tuvo opción.

La solución para Isco es simple, pero a la vez complicada: tener más presencia en el Real Madrid. Hasta el momento, eso no ha tenido lugar. Con las bajas de Luka Modric y Casemiro el panorama podría cambiar y abrir más alternativas. La clave está en saber qué ocurrirá cuando la enfermería se vacíe.

Mientras tanto, Isco sigue bregando por un mayor número de minutos. Lo tiene complicado el de Arroyo de la Miel, al que tampoco le valió la carta de Lopetegui. Al igual que con un Zidane que le valora y le halaga, el gusto por el fútbol del mediapunta no fue razón suficiente para vestirse de orto.

MÁS EN MSN

-Clemente: "Piqué es excesivamente valiente"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon