Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Morbo en el Barça con Courtois

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 14/05/2014 Fernando Polo
Photo © Image MundoDeportivo.com

El partido del próximo sábado entre Barça y Atlético está cargado de morbo. Es lo que tiene una jornada final en la que se decide el campeón y en la que el conjunto local necesita imperiosamente la victoria para alzar el título. Sin embargo, hay otro factor que le da un color especial a este encuentro: la presencia en la portería del Atlético de Thibaut Courtois.

El portero belga, cedido por el Chelsea, tiene contrato con el club inglés hasta 2016 pero desea salir del mismo, harto ya de cesiones. Y su gran ilusión es recalar en el FC Barcelona. Al menos es lo que el jugador y su entorno han hecho llegar a varios directivos del club azulgrana, con los que mantiene un contacto fluido y casi diario.

Courtois sabe que el Barça busca portero dada la marcha de Valdés y Pinto y considera el club azulgrana un destino ideal para crecer más. Lo de ir al Chelsea a las órdenes de Mou no le seduce demasiado -tiene 'informes' de los métodos del luso gracias a algún amigo- y en cambio los cantos de sirena culés le ilusionan.

Unos acercamientos de directivos azulgrana que no encuentran respuesta positiva en Andoni Zubizarreta, quien apuesta ciegamente por Ter Stegen como titular la próxima campaña y ve en Courtois alguna carencia técnica que le hace ser reticente a su contratación. Mientras, el belga sigue sin aceptar la propuesta de ampliación de contrato que le ha ofrecido el Chelsea. Incluso ha dicho a sus contactos en el Barça que estaría dispuesto a pedir el 'transfer request' para forzar su venta. Estos directivos cifran su precio de salida entre 20 y 25 millones de euros. De hecho, en la última junta querían insistir ante Zubi con este tema pero finalmente se aplazó el informe del director deportivo

El más que cantado fichaje de Ter Stegen por el Barça no cierra la puerta a la llegada de otro guardameta. Ante la segura marcha de Víctor Valdés y la no renovación de José Manuel Pinto, el club azulgrana debe asegurar el tiro con sus relevos. La apuesta por el alemán de 22 años es firme porque el club ha hecho un amplísimo seguimiento de su evolución. Pero dada su juventud el Barça se guardaría las espaldas con otro meta más experto. Es lo que piensa Luis Enrique. Willy Caballero, de 32 años, vuelve a sonar tras su exhibición ante el Atlético. Tiene contrato con el Málaga y una cláusula de rescisión de 20 millones de euros, pero el club andaluz negociaría porque planea traspasos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon