Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Motín en el primer entrenamiento del Barça

El Economista El Economista 21/07/2016

El Barça retornó este miércoles a los entrenamientos. © Reuters El Barça retornó este miércoles a los entrenamientos. El primer entrenamiento del FC Barcelona ha sido de todo, menos tranquilo. El equipo blaugrana retornó ayer al trabajo y lo hizo con una sorpresa inesperada. Adrián Tello y Martín Montoya, ambos jugadores cedidos por el club la pasada temporada, retornaron a la disciplina culé 20 días antes de lo previsto. Sin esperar. Sin que nadie les hubiera invitado a volver y, lo que es más importante, sin ser deseados por un equipo que los quiere bien lejos.

Ninguno cuenta para un Luis Enrique que dejó claro a la dirección deportiva que aquellos futbolistas con los que no cuenta deberían tener más vacaciones que el resto. Su objetivo: que salieran de nuevo sin ponerse si quiera la camiseta del Barça de nuevo, bien fuera la de entrenamiento, bien fuera la de competición.

Sin embargo, Montoya y Tello se declararon en 'rebeldía'. Ambos futbolistas consultaron a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y el sindicato les aconsejó que fueran a entrenar para evitar problemas legales. Además, les recordó que ambos tienen derecho a ejercitarse como un miembro más del equipo toda vez que poseen contrato y, dice la norma, no se puede dejar a un jugador con contrato apartado, aunque no tenga ficha si quiera.

La idea, sin embargo, no gustó demasiado a Luis Enrique. El entrenador quiso que ambos se volvieran a casa. Al ver que eso sería imposible (los dos mostraron una clara actitud de que continuaría allí y de que se ejercitarían), el club les dejó las instalaciones para que se entrenasen, pero al margen del grupo, en uno campo vacío.

Montoya y Tello aceptaron pero, tras una nueva consulta a la AFE, se amotinaron e insistieron en que el club debería dejarles entrenar con el resto de sus compañeros. Luis Enrique no tuvo más opción que aceptar sus exigencias e integrarlos junto al resto de componentes del primer equipo.

Un claro objetivo

¿Qué pretenden Montoya y Tello? Su objetivo está claro. Pretenden meter presión al club para que facilite su salida y hacerlo usando a Luis Enrique.

El asturiano no los quiere ver en su vestuario porque creen que pueden contaminar al resto de sus jugadores, relata el diario As. Especialmente tiene este pensamiento acerca de un Montoya con el que mantiene muy mal rollo. Precisamente el lateral derecho es el que más difícil lo tiene para dejar el club.

Su evolución en Inter de Milán y Betis ha sido escasa y su ficha, sin embargo, es elevadísima. Tello, por el contrario, podría estar cerca de repetir cesión con la Fiorentina. Sería su tercera temporada lejos del Camp Nou tras su cesión al Oporto.

MÁS EN MSN

-"Raúl, Casillas, Salgado... todos manipulaban"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon