Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mou dinamita la Premier

Marca Marca 27/04/2014 marca.com

Un gol de Demba Ba, tras una error garrafal de Gerrard, y otro de Willian, en el descuento, frustraron la fiesta del Liverpool, que tenía ante sí la gran ocasión de conquistar media Premier. Pero el Chelsea de Mourinho lo impidió con un impecable ejercicio defensivo, que redujo a la mínima expresión el juego alegre y asociativo del Liverpool. Ahora, la Premier está en el aire entre los 'reds', el propio Chelsea y el Manchester City de Manuel Pellegrini.

A veces, el fútbol puede ser muy cruel. Hace unos días, Steven Gerrard lloraba de felicidad tras el agónico triunfo de su Liverpool ante el City. El capitán, un 'one club man' de pies a cabeza, arengaba a sus compañeros tras un triunfo que parecía definitivo.

Dos semanas después, la Premier que el Liverpool empezaba saborear puede haber empezado a escaparse tras un tremendo error de Gerrard, de esos que se recuerdan por generaciones. Recibió un balón inocuo, erró en el control y resbaló cuando intentaba rehacerse. El accidente abrió una autopista a pies de Demba Ba, que no perdonó.

El Chelsea se ponía por delante pese a jugar con siete u ocho cambios con respecto al once que se medirá al Atlético el miércoles. Mourinho no disimuló en la alineación ni en el planteamiento. Granito atrás y Ba y Schurrle a la caza de alguna bola suelta. El resbalón de Gerrard dotó de sentido a la estrategia. Pero no hay que olvidar que el planteamiento del Chelsea anuló casi por completo al Liverpool, de largo el mejor ataque de la Premier. El bloqueo fue especialmente llamativo en el caso de Luis Suárez. El charrúa apenas tuvo peso en el partido. Sólo la movilidad de Sterling causó cierta inquietud en la zaga blue. Pero nunca demasiada.

Gerrard ni siquiera apuró el tiempo de descanso. Sacó a sus compañeros del vestuario antes de hora, deseoso de borrar cuanto antes la mancha de su expediente. La segunda parte fue un muestrario de su versatilidad para el disparo, una de sus mejores virtudes. Pero le pudo la ansiedad. En muchas ocasiones no eligió bien el momento, y cuando lo hizo se topó con Schwarzer, que suplió con acierto a Cech.

Tampoco el Liverpool dispuso de muchas más opciones que los disparos lejanos de su capitán. Por el centro no había manera y los balones desde las bandas eran descolgados por Ivanovic, Lampard y compañía. Fue una tarde de absoluta desesperación para jugadores y público 'red', que no hallaron forma de roer el hueso.

Premier / Frustra la fiesta del Liverpool © Premier - Frustra la fiesta del Liverpool Premier / Frustra la fiesta del Liverpool

La receta de Mou fue indigesta hasta el final. Otro error, ahora de Sturridge y con el 'Pool' en modo ataque suicida, propició una contra que dejó a Torres y Willian solos ante Mignolet. El español fue deferente con el brasileño y el Chelsea cerró un partido que deja la Premier incandescente y avisa al Atlético: puede que el planteamiento del miércoles no sea demasiado distinto. El Chelsea ya ha demostrado que domina este plan como nadie.

En ,
@SantiSiguero

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon