Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mucho Madrid, poco Barça

AS AS 17/05/2014 Juan Mora

Si el Barcelona no consiguió dar un puñetazo sobre la mesa después de un 12-4 de salida y terminar el primer cuarto con una ventaja de once tiros libres y cinco rebotes ofensivos, estaba escrito que en cuanto despertara el Madrid quien iba a tener muchos problemas iba a ser el Barcelona. Y así fue. Salió Sergio Rodríguez, neutralizó todas las diferencias, y a partir de ahí el Madrid voló. Ocho puntos de diferencia en el segundo cuarto, diecisiete en el segundo (que hacían +25)... y se acabó. Los trece del último cuarto que aumentaron la ventaja a +38 ya estuvieron de más. El Barcelona se había ido, y el Madrid aprovechó el tiempo para recuperar a Carroll. Increíblemente, no hubo partido.

Ahora viene la pregunta que surge cuando uno gana de paliza: ¿fue por méritos propios o por deméritos del contrario? Esta vez por las dos cosas. El Madrid rindió a un nivel altísimo, con sus jugadores clave muy metidos en el partido. Sergio Rodríguez y Mirotic anotaron en todos los cuartos; Rudy, Llull y Reyes superaron los diez puntos anotando sólo en dos. Así es imposible ganar al Madrid. Enfrente, el Barcelona sólo era Huertas y Tomic; esporádicamente, Oleson. Y punto. Los grandes fichajes del año, sobre todo Papanikolau, ausentes. Volvió a confirmarse que cuando Navarro no está, y desgraciadamente no está, el Barcelona pierde mucho. Hasta desaparece en una Final Four. Es la hora del Madrid. Quizá súper Madrid.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon