Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nadal, cuarto título en Madrid al retirarse Nishikori cuando dominaba la final

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 11/05/2014 Ángel Rigueira


Las dudas de Rafa Nadal esta temporada empezaron cuando vivió la situación frustrante de no poder luchar por el título del Open de Australia al lesionarse justo antes de la final contra Stanislas Wawrinka. En el Masters 1.000 ATP de Madrid el manacorí ha vivido una situación inversa, y la fortuna se ha aliado con él en forma de problemas físicos del japonés Kei Nishikori, que se ha tenido que retirar por lesión. "Sentí un dolor intenso en la cadera", explicó.

Cuarto título de Rafa Nadal en Madrid, el primer hombre que lo consigue, al ganar por 2-6, 6-4 y 3-0 una final que veía perdida cuando cedía en la segunda manga 2-4 ante un rival inspirado. En el séptimo  juego de ese segundo parcial ha empezado a cojear el nipón. El balear justo ha conseguido hacer el primer 'break', tras seis intentos previos fallidos, y el duelo ha quedado sentenciado.

Nishikori ha pedido asistencia médica, más masajes en la zona lumbar, como en las rondas anteriores. Las casi tres horas de semifinales ante David Ferrer habían complicado aún más el estado físico del reciente campeón del Trofeo Conde de Godó, que este lunes será nuevo top-10 mundial.

Sin moverse, los tres juegos que ha permanecido el asiático en la tercera manga han sido de más. No podía y ha tenido que claudicar. Un revés importante al talento y la magia demostradas durante los diez partidos que llevaba invicto en tierra batida.

Premio inesperado para Nadal. "Me estaba dando una paliza", proclamó aún en pista. "Ansiedad" señaló buscando el porqué de su mal juego, nada que ver con días previos. Había dominado los nervios en rondas anteriores, pero verse cerca de un trofeo le devolvió a un estado de tensión que contrastó con el estado de gracia de Kei Nishikori. "Una victoria injusta, se la merecía el otro, que jugó bastante mejor todo el tiempo", apuntilló Toni Nadal.

Pero éste siempre ha sufrido con el físico, y ha vivido un nuevo episodio en este sentido. El trofeo y los 698.720 euros para Rafa Nadal, que se asegura llegar a Roland Garros como número uno mundial. La próxima semana, a defender corona en Roma. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon