Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nadal supera la barrera de cuartos

Marca Marca 09/05/2014 David Menayo
El tenista español Rafa Nadal. / REUTERS © -c- REUTERS El tenista español Rafa Nadal. / REUTERS

Rafael Nadal se clasificó para las semifinales del Mutua Madrid Open después de imponerse a Tomas Berdych en dos mangas. El balear, que defiende título en la capital, superó la ronda en la que se había quedado enclavado en los dos últimos torneos (Montecarlo, Barcelona). Ahora se cruzará con Roberto Bautista o Ernests Gulbis.

"Las derrotas generan dudas, pero no es lógico ganar todos los años en los mismos torneos", señaló Rafa Nadal en la rueda de prensa previa al torneo. "Ganar y ganar", no hay otra fórmula para recuperar la confianza", sentenciaba su tio y entrenador Toni Nadal. En esa está el genio de Manacor, que se ha colado en las semifinales del torneo después de doblegar a Tomas Berdych por un marcador de 6-4 y 6-2 tras una hora y veinticinco minutos de juego en un choque disputado en horario de máxima audiencia/asistencia en el estadio Manolo Santana.

Después de veinte precedentes, era lógico de esperar que los primeros juegos se desarrollaran con lentitud y practicidad. Berdych, que buscó insistemente el revés de Nadal cada vez que dominó un punto, se encontró con una bola de break en el segundo juego que no supo aprovechar. Valiente el checo, número seis del ranking y finalista en este torneo en la edición en el que la pista fue teñida de azul, pegó fuerte, plano y con intención. El sexto juego marcó un punto de inflexión. Nadal salvó un complicado 0-30 con un revés cruzado que fue celebrado con una gran ocación, parcial este en el que fue amonestado con un 'warning' aplicando la regla de pérdida de tiempo en el saque. A continuación, fue Rafa quien logró la la ansiada ruptura con un paralelo de derecha marca de la casa. No le tembló el pulso a la hora de sacar para cerrar la primera manga.

El segundo set Nadal tiró de galones. Rompió de nuevo el servicio de Berdych antes del primer asueto en la silla y se dejó llevar por un público entregado a la causa. "Jugar en casa siempre ayuda", ha declarado el balear cada vez que le han preguntado por ello. A diferencia de los partidos previos ante Juan Mónaco o Jarkko Nieminen, a Nadal apenas se le vio flaquear ni para tomar aire. Todo lo contrario. Denotó la regularidad exigible a un número uno del mundo en estas rondas y solventó con autoridad el billete a la segunda ronda. Tomas, al que ha ganado siempre en tierra, acabó remando y sucumbiendo ante el rey en esta superficie. Nadal calibró la raqueta ante un tenista de entidad (el checo es el número seis del ranking). Ahora está preparado para todo.

Rafa se cruzará en semifinales con una de las sorpresas del torneo, un rival que saldrá del choque que cruzará a Roberto Bautista con Santiago Giraldo en el mismo escenario de juego. Nadal está a solo dos pasos de conseguir algo que en estos lares solo ha conseguido Serena Williams: revalidar título en Madrid. Por ahora, se conforma con superar barreras.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon