Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Neymar, un riesgo en Anoeta

SPORTYOU SPORTYOU 27/11/2016 Marc Fuster
Neymar, un riesgo en Anoeta © Getty Images Neymar, un riesgo en Anoeta

El partido entre Barça y Real Sociedad contará con un punto de morbo añadido. A la dificultad de los azulgrana para ganar en Anoeta se añadirá el riesgo de Neymar, a una sola tarjeta amarilla de perderse el próximo partido. Esto no sería crucial de no ser porque ese próximo encuentro es precisamente el Clásico. Pese a ello, Luis Enrique ni se plantea darle descanso, con lo que sus choques contra los defensas donostiarras se vivirán con especial atención.

Se avecina un partido de esos que nadie quiere perderse. Un encuentro que no dejará la Liga cerrada pero que, en caso de derrota azulgrana, pondría las cosas patas arriba para el Camp Nou, pues el Real Madrid llegaría con una ventaja de siete puntos. Para que eso no suceda, Luis Enrique tendrá que contar con su mejor arma: el tridente... siempre que Neymar esté disponible. El peligro existe pero Luis Enrique lo tiene claro: "¿Estamos de broma o qué? Solo hay un partido, San Sebastián. Dan los mismos puntos en ese partido que en el Clásico así que bajo ningún concepto”, ha dicho este sábado en rueda de prensa. En una situación similar estaba Sergio Ramos, titular en la victoria del Real Madrid (2-1) ante el Sporting de Gijón. Zinedine Zidane le sustituyó en el minuto 72 para protegerle de la quinta amarilla.

Afrontar dos rivales tan duros de manera consecutiva es un problema para un Luis Enrique, que no suele jugar condicionado con las tarjetas de sus jugadores como ya ha demostrado en más de una ocasión. Además, el entrenador considera que en la mente del brasileño no habrá otro partido que el de la Real Sociedad, y que no jugará condicionado. El autocontrol del azulgrana será fundamental para poder verle vestido de corto el próximo 3 de diciembre en el Camp Nou.

En Celtic Park, Neymar ya tuvo algún rifirrafe al final del partido que le hizo ver la amarilla -estaba a una de cumplir ciclo de sanción y la buscó hasta conseguirla para llegar a octavos limpio-, y la madurez mostrada durante su cuarta temporada en 'Can Barça' tendrá que hacerse evidente en una de las salidas más complicadas de la Liga para los de Luis Enrique. El riesgo es mayúsculo pero la importancia del tridente para sacar los partidos adelante no se discute y en Anoeta el asturiano les necesita a los tres al máximo para ganar en el templo maldito de los azulgrana donde no ganan desde 2007.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon