Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nicola Adams repite oro en Río 2016

SPORTYOU SPORTYOU 20/08/2016 sportyou
Nicola Adams repite oro en Río 2016 © Getty Images Nicola Adams repite oro en Río 2016

Nicola Adams no cede la corona y mantiene el reinado del peso mosca olímpico. Fue la primera mujer en conseguir el oro de boxeo en unos Juegos y este sábado ha renovado el título por otros cuatro años. Es la primera británica en su deporte que consigue el primer puesto del podio por segunda vez consecutiva en casi un siglo, después de que lo hiciera Harry Mallin en 1920 y 1924.

Adams reconoció en una entrevista previa a Río 2016 que se sentía más confiada que nunca: "Estos años han sido muy buenos para mí y no hay ninguna razón por la que no puedan continuar así. Estoy haciendo historia y logrando metas cuanto más camino recorro y me siento una atleta mucho más madura que en Londres 2012".

La señorita de Leeds, que encandiló a su país en Londres 2012, es mucho más que una boxeadora. Aunque estos días será noticia por haber conseguido su segundo oro en unos Juegos, en su país es todo un icono gay. Adams se declaró abiertamente gay y es un modelo admirado por la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero), por no esconder su orientación sexual y ser una deportista de élite.

Muchos de los británicos pidieron que fuera ella la abanderada de su país, y no Andy Murray. Algo que la mayoría del 'Team GB', y no sólo los boxeadores, confían que ocurra en la ceremonia de clausura de este domingo.

Boxeadora por casualidad

Con 12 años, Adams entró a una clase extraescolar de boxeo por casualidad, y desde el primer momento quedó fascinada: "Entré al gimnasio y era de la antigua escuela. Me encantó. Todas las ventanas en el techo estaban empañadas y todo el mundo estaba sudoroso y trabajando. Había niños en el ring haciendo trabajo de técnica y otros boxeando frente al espejo. Entonces pensé: 'Guau, así es como debía ser un gimnasio para Muhammad Ali'".

En ese momento decidió comenzar a practicar el deporte, aunque no había por entonces ninguna trayectoria para las mujeres en el boxeo. "Fue muy duro, no teníamos ninguna financiación. Mi madre tenía que cubrir todos mis gastos si quería viajar a otro país para competir", explicó en una entrevista para The Telegraph.

La deportista aseguró que tenía que trabajar para poder mantenerse, y que le resultó muy duro continuar con el sueño de dedicarse por completo al boxeo. Algo que cambió cuando las mujeres fueron financiadas por la Lotería Nacional de Reino Unido, y que le permitió entrar al 'English Institute of Sport' de Sheffield, donde se entrena cinco días a la semana, tres veces al día. Además, cuenta con una nutricionista que le supervisa el peso, para mantenerse en 51 kilogramos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon