Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No estamos tan mal

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 25/05/2014 Francesc Perearnau

Tras la décima del Madrid, objetivo que ha perseguido los últimos años para acabar ganándosela a un equipo roto, al límite y sin cracks como el At. Madrid, el barcelonismo añade al coctel de la temporada un elemento más de desencanto y de análisis, complejo en este caso. Hay culés, los derrotistas y sufridores, que veían venir la décima desde hace meses, para ellos las señales eran evidentes, como si el primer año en blanco desde el 2008, o sea seis años más tarde, no fuera castigo suficiente, como si esta Champions del Real debiera formar parte del rosario de desgracias, reveses, ataques y disgustos que han azotado al club esta temporada. No era suficientemente cruel el colofón de perder la Liga en casa ante el At. Madrid, faltaba la guinda.

Otro sector barcelonista, minoritario y ansioso, esperaba esta combinación de gloria madridista para plantear un voto de censura. ¿Lo hará? No parece el momento, desde luego pero las reglas del juego lo permiten.

La mayoría sufrirá esta décima en la esperanza de que Luis Enrique le dé la vuelta la próxima temporada, sueña con fichajes y que los suyos corran como ayer los 'colchoneros' hasta que no pudieron más. El Barça, es el consuelo, le ha ganado con claridad esta temporada al Madrid en la Liga y perdió en la Copa por falta de efectivos y mentalidad. Pero en el peor momento, en el final del ciclo, ni Real ni Atlético han cobrado ventaja. Es el Barça que ha bajado dos o tres peldaños. Y esa es la buena noticia, que sólo hay que volver al nivel para seguir reinando. A ver.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon