Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No hay entradas para el Barça-Atlético de la última jornada

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 10/05/2014 F. Perearnau

Ya no quedan entradas para el Barça-At. Madrid de la última jornada en los canales habituales y oficiales de venta del club azulgrana a través de su web y de otros portales autorizados. Desde el jueves, tras el empate del Real Madrid en Zorrilla, la disponibilidad se redujo a cero como consecuencia de dos procesos en paralelo.

El primero, que los socios dejaron de liberar asientos inmediatamente ante la posibilidad de ganar la Liga en ese partido contra el Atlético que, si gana el Barça en Elche este domingo, se habrá convertido ya en el partido del siglo.

En segundo lugar, el club confirmó a sus agentes oficiales el máximo número de entradas posible, pues con independencia del cariz histórico que ha tomado esta semana el choque ya tenía en el mercado turístico un gran atractivo, prvocando incluso una sobreventa que en circunstancias normales habría absorbido la liberación media de más de 20.000 localidades. Ante la posibilidad real de overbooking como sucedió en la Liga de 2012 en el Barça-Valladolid, que cerró la temporada con título de Liga incluido, el club se avanzó a bloquear también los cupos de sus agentes oficiales en Internet, que ahora mismo son los únicos con capacidad para distribuir los varios centenares aproximados de entradas que ayer estaban en circulación en los portales de mayoristas.

Las más baratas, entradas de General de 93 euros, se podían comprar a 250 euros y las más caras, de Tribuna Principal, tarifadas en 245 euros, se cotizaban ya a más del doble. Estos son precios que seguramente irán subiendo a medida que pasen las horas, sin descartar que más de una localidad acabe en la reventa.

A nivel social será interesante comprobar de qué modo reacciona el socio abonado ante la oportunidad de ser el privilegiado espectador de un choque extraordinario por su trascendencia. Podrá utilizar su abono o caer en la tentación de ponerlo en el mercado negro.

Los que peor lo van a pasar son los socios barcelonistas que tras el empate frustrante ante el Getafe pusieron su localidad en el Seient Lliure convencidos de que el Barça-Atlético sería intrascendente para los de Martino. Ahora se arrepienten y con razón.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon