Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"No voy a vender": el dueño racista declara la guerra

Marca Marca 30/04/2014 marca.com

La NBA ha sancionado de por vida a Donald Sterling por sus palabras racistas y le ha impuesto una multa de 2,5 millones. Junto a eso, le forzará a vender el equipo, algo por lo que el dueño tiene pensado pelear.

Según Fox, "Él no quiere comentar nada del tema. Sin embargo, el equipo no está en venta y él no lo venderá", explicaba un periodista de la cadena que había hablado con el propietario justo antes del anuncio de la NBA.

La medida de la NBA está basada en la posibilidad de que tres cuartas partes de los dueños de los 30 equipos voten a favor de 'echar' a Sterling por "los daños que provoca su conducta a los otros equipos de la competición". En este punto cobra especial importancia la pérdida de patrocinadores de los Clippers, algo que repercute en los ingresos de los otros 29 equipos.

Pese al planteamiento teórico, la realidad es más compleja de ejecutar. El código de conducta se refiere a la imagen de a liga pero es también necesario que existan argumentos legales, más allá de unas declaraciones fuera de tono.

Silver sabe que cuenta con el respaldo de los otros 29 propietarios para aplicar el artículo 13 del código de propietarios de la NBA. Los dueños esperan que la votación se celebre "antes de la reunión convocada para julio", quieren acabar con el escándalo cuanto antes. Los abogados de la liga trabajan en el asunto que se antoja será una batalla legal.

Una posible salida para el caso sería que el 'racista' cediese el control del equipo a su mujer. Shelly Sterling sigue siendo la pareja legal de Donald pese a todo lo ocurrido, amante de por medio incluida. Ella es fan de los Clippers y ha apoyado a los jugadores en todo momento pero su apellido está manchado pese a ser una víctima más de lo ocurrido.

Si la NBA 'denuncia' a Sterling el actual dueño de los Clippers podría defenderse para intentar que la votación no saliese a favor de echarle. Todavía no está claro si la NBA puede usar las grabaciones en el 'juicio interno'. Si en la 'Board of Governors' se decide expropiar el equipo, éste pasaría a manos de la NBA que liquidaría las deudas si las hubiera y lo vendería, dando ese dinero conseguido a Sterling.

El valor del equipo puede ser de 1.000 millones de dólares, un precio que fluctuará según transcurra el proceso. Ya hay varios miembros interesados en adquirir el equipo, Magic Johnson uno de ellos, aunque no es el único. Floyd Mayweather también se ha manifestado a favor de adquirir el equipo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon