Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Nosotros no hemos sido"

Marca Marca 23/05/2014 Marco Canseco. Montecarlo

Todo parece aclarado. Las palabras de Fernando Alonso en las que aseguraba que "es curioso que los halagos vengan de equipos rivales y que, del lado que se supone amigo, vengan otras opiniones diferentes", han debido ser traducidas desde el mismo seno de Ferrari.

Nosotros no hemos sido, parece decir el presidente, Luca di Montezemolo, cuando aparece de repente para loar las bondades del bicampeón español.

Corría por el paddock la opinión de que Alonso se quejó el miércoles de alguna desavenencia interna o de falta de cariño desde dentro de la 'Scuderia'. Por si acaso, Montezemolo enfatiza, muy en su estilo operístico, que "Fernando es el mejor piloto del mundo. Da siempre el 200% en cada carrera", aseguró.

"Sabe lo mucho que cuento con él, también fuera de la pista, en relación a su contribución y el ímpetu que transmite al equipo. Me parece increíble que todavía haya algunos presuntos expertos que no lo hayan entendido y que intenten sacar siempre polémica de donde no la hay", añadió el máximo mandatario, mostrando su acuerdo con el de Mercedes, Dieter Zetsche, que en su visita a la fábrica de Vitoria, dijo el martes algo parecido sobre el asturiano.

Más prensa que equipo

MARCA quiso salir de dudas sobre los "presuntos expertos" a los que se alude, sin respuesta concreta. Parece que se trata de cierto sector de la prensa italiana, aunque la española podría no quedar del todo al margen. La nota causó sorpresa por inusual el jueves en Mónaco. No es normal que las palabras de un deportista sean matizadas por sus jefes en este negocio. Y se apunta a que fue una iniciativa directa de Montezemolo.

Quizá todo hay que trasladarlo al contexto de los rumores que persiguen a Alonso durante los últimos meses, los que hablan de una posible marcha a final de año. Ron Dennis se mostraba el jueves receptivo a una posible vuelta de Alonso a McLaren. "No tendría ningún problema, pero antes debemos tener un paquete competitivo como para poder atraer a pilotos como Fernando", decía el inglés.

En el caso de Mercedes, en dos semanas han sido dos los mensajes, primero del director del equipo, Toto Wolff, cuando lo calificó como "un monstruo. Puede hacer lo que se proponga". El ya citado de Zetsche, presidente de la compañía de la estrella, hablaba de que "puede que sea el mejor piloto de la parrilla". Fue cuando Fernando comentó que le infundían un impulso moral estos comentarios "desde fuera", en contraposición a los de la gente "más cercana".

El auténtico objetivo

El comunicado de Montezemolo aludió esta semana a la deuda que tiene con sus actuales pilotos. "Tanto Fernando como Kimi, otro extraordinario piloto, deben tener un Ferrari competitivo. Todos estamos trabajando muy duro, empezando por Marco Mattiacci -sustituto de Domenicali-, que sabe lo que se necesita y aportará muchos cambios a nivel técnico, organizativo y en la aceleración de los procesos de toma de decisiones. Eso es lo que quiero yo, nuestros pilotos y nuestros aficionados; todo lo demás no es más que charlatanería".

Las discrepancias en cuanto a la estrategia que se decidió en Montmeló para ambos, con Alonso a tres paradas y Kimi a dos, fueron interpretadas en algunos medios como un claro favoritismo para el asturiano, que se había pasado toda la carrera tras el finés. Ese parece el asunto al que se refería Fernando y no una mala relación con gente del equipo. Tampoco hacía falta una mente privilegiada para intuirlo. En los medios italianos de más raigambre no es probable que la genuflexión del presidente haya hecho la menor gracia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon