Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Novak Djokovic se borra y el cetro de Rafa Nadal no peligra

AS AS 05/05/2014 Jesús Mínguez
Photo © Proporcionado por AS Photo

Las dudas de Madrid se van despejando. Una era la de si Novak Djokovic jugará, y no lo hará. Eso aclara una segunda incógnita: Rafa Nadal seguirá siendo número uno el próximo lunes pase lo que pase en la Caja Mágica. Quedan otros interrogantes, como el de si Roger Federer, pendiente de su próxima paternidad, aterriza finalmente hoy o prefiere seguir junto a Mirka Vavrinek. Otra duda, y quizá la central, es la del nivel de juego del balear, que firma el peor arranque de la campaña en tierra desde 2003. Y comenzará a resolverse desde el miércoles, cuando inicie frente al vencedor del Juan Mónaco-Jürgen Melzer su camino hacia un título que ya conquistó el año pasado.

Djokovic podría haber sido número uno de ganar el torneo y Nadal no llegar a cuartos (1.860 puntos les separan). Pero su misteriosa lesión en el brazo derecho aconsejó, tras unos exámenes médicos en Montecarlo, que retrasara su reaparición. “Ha vuelto a inflamarse”, refería en un comunicado.

Reaparecer en Roma, que comienza la semana próxima, es su próxima meta. Allí defiende cuartos (180 puntos), pero si Nadal (campeón también en Roma) revalida título en la Caja Mágica, llegará número uno a París el 25 de mayo ocurra lo que ocurra en el Foro Itálico.

Castañas. Resueltos los números, queda la batalla de las sensaciones. “Las derrotas te generan dudas, no más ganas de ganar, que te llegan cuando estás bien. Quien diga lo contrario, miente”, valoró Nadal antes de conocer la baja del serbio. “El deporte es acertar, caer y levantarse. Y cuando uno va al límite, se pega castañas. Lo que hay que intentar es que ese golpe no sea mortal, y Australia no creo que lo fuera”, explicó. Allí perdió la final afectado por una lesión en la espalda.

La receta para remontar el vuelo de aquí a Roland Garros, donde se juega 4.000 puntos en tres torneos sobre una superficie en la que es el mejor de la historia, pasa por “cambiar pequeñas cosas”. “Moverme un poco mejor por la pista y pegar el drive con más decisión”, concretó. Tras los cuartos en Montecarlo y Barcelona, Nadal pretende coger vuelo en la altura de Madrid.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon