Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nubes oscuras sobre Indiana

AS AS 07/04/2014 J.I.Pinilla
Roy Hibbert, en el banquillo. Roy Hibbert, en el banquillo.

La música parece haberse detenido en Indiana. Tras dos tercios de temporada impresionantes, los Pacers han entrado en barrena. Su juego antes impecable, ahora está falto de ideas y la unión del vestuario, parece resquebrajarse. Y todo ello sin que Frank Vogel o Larry Bird sepan que tecla tocar para no derrumbar una formación que tan bien había funcionado esta campaña.

La derrota ante Atlanta Hawks es una más dentro de un ciclo desconocido en estos Pacers. Es la séptima en los últimos nueve encuentros y parece que hay un jugador señalado por Vogel: Roy Hibbert. El pívot tuvo uno de sus días más aciagos como jugador de la NBA y no disputó ningún minuto en la segunda parte

Su producción durante el partido fue nula. Ningún punto en sus cinco lanzamientos y cero rebotes y tapones en los nueve minutos que estuvo sobre la cancha. El técnico de Indiana lo justificó por el desgaste, por el cansancio de Hibbert. “Consideré dar descanso a Roy (Hibbert) antes del partido de esta noche porque parece desgastado. Es un jugador de 2,18 que ha disputado todos los partidos este año, lo cual es raro”.

Otra de las explicaciones a su estancia en el banquillo, era el daño que estaban haciendo tanto Antic (18 puntos) como Millsap (17) a la pintura ‘pacers’ al tener la posibilidad de jugar por fuera de la zona, alejando de su posición natural al ‘cinco’ de Indiana.

Verdad o mentira, lo cierto es que el jugador no quiso hacer declaraciones al salir del partido y que sus números han sido muy bajos en cuatro de estos nueve encuentros: cuatro puntos ante Memphis, tres ante Chicago y ocho y seis ante Washington y Cleveland, respectivamente. Sólo en la victoria ante Miami Heat, Hibbert estuvo superlativo con sus 21 puntos y siendo dueño y señor de ambas pinturas.

Esta ausencia, además, viene precedida de sus declaraciones en los últimos días donde subrayaba el mal juego desempeñado por el equipo y señalaba a algunos de sus compañeros como culpables de esta situación, por el egoísmo en sus decisiones. Y al utilizar esta expresión muchas miradas se posaron sobre la figura de Lance Stephenson.

La llegada de Evan Turner parece haber descolocado al escolta. Es verdad que su juego era bastante personalista y alocado antes de Turner, pero ahora fuerza lo indecible para lograr sus números, temeroso de que el nuevo fichaje pueda hacerle sombra en su posición. Esto se traduce en peleas durante tiempos muertos con George Hill o entradas peligrosas a canasta como la realizada esta noche ante Paul Millsap.

Y ante la incertidumbre, Indiana echa de menos un jugador de peso, un jugador franquicia que ponga paz ante una mala racha. Paul George debería ser ese referente, pero al parecer no tiene aún el peso que había adquirido dentro del vestuario Danny Granger. “Me sorprendió (la ausencia de Hibbert) porque nunca le había pasado”, señaló George. “Fue sólo un partido difícil para Roy”.

Cuatro partidos le restan a los Pacers para acabar la temporada regular y con el factor cancha casi perdido con Miami, la pregunta es si alguien será capaz de volver a engrasar un equipo creado para luchar por el anillo de campeón de la NBA.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon