Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Obama se implica en el escándala racista NBA

Marca Marca 27/04/2014 marca.com

Las palabras contra los negros del dueño de los Clippers, Donald Sterling, han encendido una mecha difícil de apagar en la NBA. El presidente Barack Obama ha decidido intervenir sobre el asunto pese a encontrarse de gira por Asia.

Desde Malasia, Barack Obama dejó clara su postura sobre el escándalo racista que sacude la NBA tras una conversación grabada entre Sterling y su novia: "Cuando un ignorante habla para demostrar su ignorancia no puedes hace nada, sólo dejarle hablar. Tengo confianza en el comisionado de la NBA. Adam Silver es un buen hombre y atajará esto", explicaba contundente el hombre más poderoso del Mundo.

Con el mismo rechazo se ha manifestado uno de los jugadores más importantes de la competición, actual MVP y campeón: LeBron James. El alero de Miami lo tiene claro: "Es inaceptable para nuestra competición, no importa si eres blanco, negro, hispano o lo que seas. Es inaceptable. No sé qué va a pasar pero hay que ser muy agresivo con esto, no podemos tener algo así en nuestra liga", analizaba LeBron.

James seguía su tónica inflexible: "Si eso pasase en mi equipo tendría que pensar mucho las medidas a tomar, hablaría con mis compañeros y mi familia. Todo eso es más importante que el baloncesto. Los playoffs son increíbles pero no hay sitio para Donald Sterling en nuestra liga. Espero que Adam Silver y la NBA hagan algo antes de que el caso se vaya de las manos", sentenciaba el MVP.

El sentir del vestuario de los Clippers es de indignación absoluta. DeAndre Jordan subió en sus redes sociales una imagen con todo negro en señal de protesta, mientras fue el técnico Doc Rivers el encargado de reflejar la opinión de sus pupilos: "No sé si estoy sorprendido o no, pero obviamente al equipo no le han gustado estos comentarios", analizaba el entrenador que reconocía que el equipo se había planteado boicotear al dueño y no jugar el cuarto partido ante los Warriors tras más de 45 minutos reunidos.

Rechazo unánime en la liga © Rechazo unánime en la liga Rechazo unánime en la liga

Chris Paul base del equipo y presidente del sindicado de jugadores también quiso reflejas su malestar en un comunicado: "Para la asociación de jugadores es un asunto muy serio que afrontará de manera agresiva, hemos pedido al alcalde de Sacramento y ex jugador Kevin Johnson que amplíe sus responsabilidades con el sindicato para determinar nuestra respuesta y los pasos a seguir. Como jugadores nos debemos a nuestros equipos y a nuestros aficionados, por ello estaremos concentrados en los partidos para llegar a la final".

Desde la NBA se han mostrado cautos y quieren comprobar la veracidad de la grabación antes de tomar ninguna decisión. "La Liga está investigando lo ocurrido. Hay diferentes organismos y sanciones en la NBA y todos serán considerados dependiendo de lo que concluya la investigación. Intentaremos llegar al fondo de la cuestión lo más rápido posible", analiza Adam Silver.

Magic Johnson, uno de los atacados por Sterling en la polémica grabación también ha querido declar clara su opinión: "Lo siento mucho por mi amigo Doc Rivers y por Chris Paul. Ellos tienen que trabajar para un hombre que opina de ese modo sobre los afro americanos. Nunca iré a ningún partido de los Clippers mientras Donald Sterling sea el dueño", sentenciaba.

En esa línea de rechazo iba también el líder de los rivales de Los Angeles. Kobe Bryant explicaba a ESPN su opinión: "Es una tremenda vergüenza pero una triste realidad. Tenemos gente en el mundo que sigue siendo tan ignorante. Yo no querría jugar para él", concluía el capitán de los Lakers.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon