Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Otra ovación a este vestuario único Mordisco al racismo Courtois, un magnífico

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 02/05/2014 null

Han sucedido demasiadas cosas trascendentes y tristes en los últimos días como para hablar con verdadero espíritu de análisis futbolístico sobre el partido de Villarreal, que creo vimos todos más como una obligación que otra cosa. Nadie habría querido jugar en aquellas condiciones, con la tragedia de Tito Vilanova en el corazón, ni tampoco los aficionados estábamos para 'meternos' en el partido. Mi ovación a un vestuario que se sacó de la manga otra victoria increíble y sufrida como nunca en unas circunstancias de lo más adversas e innecesarias. Si me preguntan cómo vi el partido del Madrigal la verdad es que no sería capaz de comentarlo. Hay cosas, entre ellas el fútbol, que pasan a un segundo plano cuando la vida te golpea con tanta dureza. Para mí es muy duro hablar del tema, son cosas que uno ha de sobrellevar como puede. Estuve en la Catedral de Barcelona donde se le rindió un funeral casi de Estado. Lo entrañable y magnífico fue la respuesta del barcelonismo en el Camp Nou. Esa fue nuestra respuesta. En el contexto globlal es evidente que la temporada está del todo marcada por un golpe tras otro, con la necesidad casi angustiosa de que acabe de una vez, aunque eso sí de la mejor forma posible. La semana servirá para ir pasando el trance y encarar el partido de mañana de la única forma posible, con la mentalidad de ganar a toda costa para mantener la esperanza de algo que, en el fútbol, no se puede catalogar de imposible. Atrás han quedado también las semifinales de la Champions. No hace falta decir que apuesto por el At. Madrid para conquistar el título, lo veo como un equipo donde todo está y sale perfecto, redondo, en el punto justo de ambición, estrategia, fuerza mental y esa pizca de suerte que siempre hace falta para ser campeón. Percibí un equipo en estado de gracia contra el Chelsea, merecidamente ganador y espero que iluminado para conquistar la final. ¿El Madrid? Bueno, es lo que vimos, un equipo absolutamente dueño del contragolpe con tres cañones dificilísimos de parar, invencibles con espacios como los que encontró en el Allianza Arena, los mismos que ya tuvo en el Bernabéu a la ida. Más allá no hay fútbol, no hay más estrategia que dominar ese arte letal. Discrepo de los que hablan de exhibición y otras cosas, es un equipo con los dientes muy afilados, no con un arsenal de fútbol. Al At. Madrid le puedo intuir más cosas, otro tipo de superioridad, que gasta menos en ataque y en control pero que sabe dominar los partidos a su modo y que delante tiene un jugador como Diego Costa que lo lucha todo, absolutamente todo

El fútbol es genial porque tiene mucho de espontáneo y de natural. Lo que hizo Alves fue sencillamente acabar de un bocado con la mala educación y los gestos racistas sin necesidad de invertir en una gran campaña de marketing. Me como un plátano a su salud y a la de todos los deportistas

Digan lo que digan, Courtois me parece un portero de una entidad y unas cualidades asombrosas. Cuando un equipo se sabe con esa seguridad atrás rinde, defiende y ataca mejor y cuando un rival se enfrenta a un portero así no ve por donde chutar. ¿Que no es bueno con los pies? Yo le pido que pare

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon