Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Otra victoria y otro cabreo de Zidane

El Economista El Economista 16/09/2016
Zidane, pensativo, durante el duelo entre el Real Madrid y Sporting de Gijón. © EFE Zidane, pensativo, durante el duelo entre el Real Madrid y Sporting de Gijón.

Zinedine Zidane no anda muy contento con el arranque de temporada del Real Madrid en lo que se refiere a pequeños detalles. A aspectos que el entrenador considera importantes para que no haya tropiezos importantes en el comienzo de todos y cada uno de los campeonatos que disputan.

El pasado sábado ya se desveló que el técnico abroncó en el vestuario a los suyos por la relajación final que les invadió ante Osasuna, cuando los navarros marcaron dos goles que pudieron ser tres de no ser por el penalti que Kiko Casilla le paró a Roberto Torres.

Este miércoles los merengues repitieron partido en el Bernabéu (debut en Champions frente al Sporting de Portugal) y lo hicieron caminando sobre el alambre de la victoria. Los lusos pudieron (y merecieron) llevarse un partido cargado de polémica arbitral y en el que el triunfo llegó en forma de remontada agónica.

Fue, en definitiva, uno de esos choques que gusta a los aficionados por las emociones que desatan, pero que los entrenadores detestan. Como le pasó a un Zidane que, según cuenta Marca, acabó muy molesto con la actitud con la que los jugadores saltaron al terreno de juego. Fue, como dijo Cristiano, un conjunto "blandito", que por no entrar a tope vio como el Sporting le pasaba por encima hasta dejarle casi sin capacidad de reacción.

Sólo hubo opciones de ganar cuando el francés movió el banquillo y sacó a jugadores con el cartel de suplente que adelantaron por la izquierda a los titulares. Y fue ahí donde Zidane también se ha enfadado, toda vez que entiende que algunos de esos titulares no supieron afrontar el partido con ganas. Se acomodaron.

Pero para eso tiene un banquillo profundo y la autoridad moral de realizar cambios de cara a los próximos partidos. Por el momento, la lesión de Bale vaticina cambios en la delantera.

Lucas Vázquez podría entrar en su lugar. Tampoco queda claro si Benzema y CR7 jugarán de inicio después de ver como acabaron fundidos frente a los lusos. Kroos o Modric también podrían tener descanso para dejar su hueco a un James que se ha ganado la primera titularidad de la temporada.

MÁS EN MSN

-El cierre del Camp Nou está más cerca

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon